El pasado jueves día 2 de noviembre tuvo lugar en Sevilla el inicio de la minigira de conciertos por Andalucía que la banda asturiana WarCry había anunciado. Os contamos cómo se desarrolló el primero de ellos.

Puesto que el evento no tenía bandas invitadas, la hora de apertura se retrasó a las nueve de la noche para que el concierto diera comienzo una hora después, a las diez. Minutos antes de la apertura de puertas ya se concentraba en los aledaños de la sala Custom una larga fila de asistentes que pretendían, lógicamente, hacerse con los mejores sitios para presenciar el concierto de los ya bastante célebres WarCry.

WarCry - Alex Márquez Photo (14)

WarCry – Alex Márquez Photo

Podíamos ver en la puerta a Marcos Rubio, director del festival Leyendas Del Rock y patrocinador oficial de la gira andaluza de la banda. Dentro de la sala nos encontramos algunos programas impresos de la pasada edición del festival levantino para todos aquellos que lo quisieran conservar y por alguna circunstancia lo hubieran extraviado.

Hacía algo más de tres años de la última visita de la formación a Sevilla, concretamente a esta misma sala en la que Víctor tuvo un accidente que probablemente no olvidará. Durante el montaje previo del escenario y demás parafernalia, una escalera cayó sobre su cabeza, provocándole un desmayo inmediato y una brecha que tuvo que ser tratada de urgencia. Finalmente el vocalista pudo actuar y presentar “Inmortal” (el disco que promocionaban en aquella época) debidamente en Sevilla. El pasado jueves las referencias a este suceso fueron constantes a lo largo del concierto, llegando a sacar Víctor una escalera en uno de los momentos de la actuación, ante las carcajadas de los asistentes conocedores de la historia.

WarCry - Alex Márquez Photo (13)

WarCry – Alex Márquez Photo

Todo ello se desarrolló desde el punto de vista del humor y la conexión con el público que dejó habida cuenta de la adoración que profesa al conjunto asturiano. La banda nos dejó un largo setlist con nada menos que 23 temas, repasando con ellos su discografía al completo aunque haciendo hincapié en su último trabajo, “Donde El Silencio Se Rompió…”, a la venta desde el mes de mayo de este mismo año.

Sonaron siete cortes de este último álbum, tales como “Rebelde”, “Cielo e Infierno, “Resistencia” o la pegadiza “Así Soy”, que todos corearon a pleno pulmón a pesar de ser un tema muy reciente. En realidad el público asistente estaba en un estado de éxtasis permanente cantando todas y cada una de las canciones que interpretó WarCry, en mayor o menos medida. Cuando llegábamos al ecuador del concierto el público ya les pedía que tocaran “Tú Mismo”, ante lo que Víctor anunciaba que quedaba todavía una lista muy larga de canciones por interpretar.

WarCry - Alex Márquez Photo (22)

WarCry – Alex Márquez Photo

Momentos importantes de la noche se dieron sin duda con la interpretación de “Huelo el Miedo”, que una vez más encendía al público o con temas con letras tan épicas como “La Vieja Guardia” o “Quiero Oírte”. Tras algunos temas más, la banda interpretaba por fin “Tú Mismo”, del segundo trabajo de WarCry (“El Sello de los Tiempos”, 2002) que la numerosa audiencia concentrada en la sala Custom coreó de principio a final.

Acto seguido se despedían del público y se iban al camerino en lo que muchos pensamos que era una despedida definitiva, ya que a estas alturas la banda llevaba 20 temas a sus espaldas y poco más de dos horas de concierto. Pero no, las luces permanecían encendidas y los asturianos volvieron a salir para interpretar tres temas más.

WarCry - Alex Márquez Photo (34)

WarCry – Alex Márquez Photo

Arrancaron con la balada “Nunca Te Abandonaré” de su último álbum para volver a sus inicios posteriormente con “El Guardian de Troya” de “Alea Jacta Est” (2004) y terminar rematando la faena con “Hoy Gano Yo”, otro corte más con letras para animar al personal, casi podría decirse que de autoayuda y todo un clásico de la banda.

Final por todo lo alto de la banda asturiana que triunfó en la Custom tan solo unos días después de que sus compañeros Avalanch no consiguieran llegar a coronarse.