Desde que se estrenara “Gran Hermano” hace más de una década, el aluvión de reality shows que ha aparecido ha sido desbordante. Y las estrellas del rock también se han subido al carro.

Sin duda, el que lo empezó todo fue Ozzy con “The Osbournes”, un reality show que se emitió en MTV entre 2002 y 2005. En este programa se retransmitía la peculiar vida familiar de Ozzy Osbourne, su mujer y manager Sharon, y dos de sus hijos, Jack y Kelly. Además de sus incontables perros. Sin embargo, la otra hija de la pareja, Aimee, se negó a participar en la grabación.

The-Osbournes

The Osbournes

A pesar de que después del rodaje de la serie se confirmara que muchas de las escenas estaban preparadas de antemano, “The Osbournes” le dio a MTV sus más altas cotas de audiencia. Eso sí, Ozzy se ha negado a ver el reality, reconociendo que estuvo colocado durante todo el rodaje.

Después del éxito de Ozzy, llegó otro de los grandes al mundo del reality. Gene Simmons y su “Family Jewels”, (en español “Vaya joya de familia”) que empezó a emitirse en 2006 y tuvo su temporada final en 2012. Cuando comenzó este reality, Simmons ya tenía experiencia en el mundillo: había protagonizado “Rock School”, un programa de la tele británica en donde en un corto período de tiempo tenía que transformar a unos niños de colegio en una banda de rock, que tocaría como telonera de una banda mayor.

Gene Simmons Family Jewels

Gene Simmons’ Family Jewels

En cuanto a “Gene Simmons’ Family Jewels“, se emitió originalmente en Estados Unidos, y trataba sobre el día a día de Simmons, su pareja Shannon Tweed y sus hijos Nick y Sophie. Igual que en “The Osbournes”, algunas de las situaciones a las que se enfrentaron estaban preparadas por guionistas de la cadena. Pero ya sabemos que Gene Simmons es, ante todo, un hombre de negocios y como tal, supo hacer que esta serie fuera todo un éxito. Sin embargo, en 2012 decidió grabar la última temporada para poder dedicarse de lleno a Kiss y al resto de sus business.

Pero aquí no se acaba esto. Dee Snider de Twisted Sister participó en 2008 con su hijo Jesse en “Rock the Cradle”, un programa al estilo de “Operación Triunfo” en el que participaban hijos de grandes estrellas del rock y del R&B. Jesse Snider consiguió un nada desdeñable segundo puesto en la final, sólo siendo superado por el hijo del cantautor Kenny Loggins. Después de este pequeño éxito, Dee Snider quiso seguir los pasos de Osbourne y Simmons, estrenando en 2010 su propio reality familiar, “Growing Up Twisted”, aunque no tuvo el éxito de sus predecesores y fue cancelado tras la primera temporada.

growing-up-twisted-logo

Growing Up Twisted

¿Creéis que ya es suficiente? Pues aún queda para rato, parece ser que salir en televisión es un negocio rentable y son innumerables las estrellas del rock que han decidido probar suerte en la pequeña pantalla. Hemos podido ver a Bret Michaels de Poison ganando la novena temporada de “Celebrity Apprentice”, un concurso-reality basado en “El Aprendiz de Donald Trump”. En esta ocasión, “los aprendices” eran celebridades de diversos campos, que elegían una organización benéfica para donar el dinero del premio. En “Celebrity Apprentice” también participaron, aunque sin la suerte de Michaels, otros famosos del rock como Sharon Osbourne, Meat Loaf o Dee Snider.

Rock Star” fue otro concurso-reality al que se sumaron los rockeros. En esta ocasión, el objetivo era conseguir cantante para un grupo de rock. La primera temporada sirvió a INXS para fichar a J.D. Fortune como vocalista, mientras que la segunda titulada “Rock Star: Supernova” le dio a Lukas Rossi la oportunidad de formar parte de un nuevo grupo que llevaba el mismo nombre del reality. Este “supergrupo”, que tan sólo tuvo dos años de vida (entre 2006 y 2008) estaba formado, ni más ni menos, que por el batería Tommy Lee, de Mötley Crüe; el bajista Jason Newsted, ex-Metallica; y Gillby Clarke, ex-guitarrista de Guns N’ Roses.

Podríamos seguir enumerando realities hasta hartarnos. Como veis, los productores exprimen hasta el final los formatos de éxito y los rockeros intentan sacar partido de ello. Aunque no siempre funcionan: Tommy Lee y Bret Michaels tuvieron sus propios programas, “Tommy Lee Goes to College” y “Bret Michaels: Life as I Know it”, pero ambos duraron apenas una temporada. Incluso Lita Ford estuvo a punto de firmar un contrato para seguir las andaduras del resto de sus colegas, que no se pudo llevar a cabo por los problemas familiares que tuvo que atravesar Ford durante ese período.

Así que ya sabéis, si os gusta la tele, aquí tenéis material de sobra para disfrutar durante las largas tardes de verano.