El músico noruego Varg Vikernes, que es Burzum en sí mismo, ha comentado las razones por las que no toca en directo.

Lo ha hecho a través de un vídeo en su canal de YouTube:

En él explica que no le gusta tocar en directo y que en una ocasión se le han ofrecido 300.000 libras por dos conciertos en Londres a los que ha dicho “No, gracias”.

Comenta que nunca le ha importado el dinero, que nunca ha hecho nada para conseguir dinero y que gana dinero porque hace cosas, un matiz importante para él. Afirma que ya pasó 15 años en prisión y que si tuviera que ensayar un mes con un grupo de músicos “metalheads” sería como volver ese mes a prisión. Vikernes no comulga con el funcionamiento de la escena metalera y así lo ha expresado en muchos de los vídeos que ha subido a su canal.

Comenta que para él la música es algo muy personal y no quiere tener que estar en un sitio donde no tenga libertad para hacer o decir lo que quiera. Él es realmente libre haciendo música con su ordenador o grabando vídeos para su canal de YouTube.

Podemos deducir tras este vídeo que si había alguna mínima esperanza de que Vikernes se subiera a un escenario, esta se disipa por completo.