El 15 de abril sale a la venta «Time Capsule«, el nuevo trabajo de Lita Ford. Material, en su mayoría inédito, que Lita compuso en sus años de más éxito y que nunca vio la luz. Aunque algunas pistas ya aparecieron en su álbum ‘Black‘ de 1995 o en la banda sonora de ‘Edgeplay‘ el documental de 2004 sobre The Runaways, se les ha hecho un lavado de cara para que suenen mucho más actuales sin que pierdan su esencia.

Canciones que han pasado años guardadas en un armario, hasta que Lita decidió rescatarlas. Con este material, ha conseguido un álbum que tiene todo el sonido del rock de los 80, definitorio de la mejor época de Lita Ford. Canciones que fueron compuestas sin la presión de los ejecutivos de las discográficas y que surgían de forma natural cuando los músicos se reunían simplemente para tocar y beber.

Tenía una montaña de esas cintas analógicas de 24 pistas en el armario de mi casa (en las islas). Algunas contenían mis mejores trabajos y estaban ahí tiradas. Cogí dos maletas y me las llevé de vuelta a Estados Unidos. Podríamos haberles prendido fuego a estas cabronas (debido a su edad). Si las poníamos en el reproductor se desintegrarían. Iba mordiéndome las uñas, pensando “por favor, ¡funcionad!” y ¡lo hicieron!

Se trata de un disco lleno de colaboraciones que surgieron de forma casi espontánea con grandes músicos entre los que había una gran conexión como Billy Sheehan, Gene Simmons o Rodger Carter, que toca la batería en todos los temas, y que también grabó con ella su álbum ‘Black‘.

Time Capsule‘ da comienzo con una intro en la que un matrimonio se pelea por encontrar las llaves de su Ford, un coche que se ha llevado su hija Lita para irse de fiesta con su banda de rock. El marido del matrimonio y “padre” de Lita es nada más y nada menos que Chris Holmes, ex-guitarrista de W.A.S.P. y también ex-marido de Ford.

La primera canción del álbum, “Where Will I Find Tonight” ya apareció en ‘Black‘, aunque en esta ocasión se ha convertido en un dúo con Jeff Scott Soto, con un sonido mucho más actual que el de 1995, pero manteniendo intacta la esencia de la canción. Las dos siguientes pistas también formaron parte de ‘Black‘. Se trata de “Killing Kind” y “War of the Angels”. La primera, con un aire al grunge de los 90, enseguida se convierte en una powerballad con un estribillo pegadizo que dan ganas de cantar a pleno pulmón, mechero en alto. En ella han colaborado Dave Navarro (ex – Jane’s Addiction) a la mandolina, Billy Sheehan (Mr. Big, The Winery Dogs) al bajo, y Robin Zander y Rick Nielsen de Cheap Trick en los coros. La segunda,“War of the Angels”, además de en ‘Black‘ también se incluyó en la BSO de ‘Edgeplay‘, pero ahora con Billy Sheehan al bajo. Una balada que narra una historia trágica y que acaba con una potente guitarra que le da el toque desgarrador y la intensidad que toda historia trágica necesita.

Black Leather Heart”, la quinta pista del álbum, tampoco nos es del todo desconocida, la podemos encontrar formando parte de la banda sonora de ‘Edgeplay‘. Situada justo a mitad de ‘Time Capsule‘ aumenta el ritmo del disco, con una potente línea de bajo, grabada, una vez más, por Billy Sheehan. A ésta le sigue “Rotten to the Core”, canción que ha estado en streaming desde el pasado mes de febrero. El bajo es todavía más enérgico, pero esta vez el bajista es ni más ni menos que Gene Simmons (KISS). Como en el resto del disco, las letras nos remiten al más puro rock de los ochenta, y en esta pista de riffs cortos el cuerpo te pide saltar y headbangear. Con un solo de guitarra que le resta monotonía a la canción y con el que se dejan los saltos en pro de las air guitars.

Little Wing” es una suerte de interludio musical, casi blues, que ayuda a bajar el ritmo de la anterior. Con Jimmy Tavis (ex – Odin) al bajo, que también estará a las cuatro cuerdas en el resto de pistas del álbum. “On the Fast Track” sigue siendo instrumental pero nos devuelve a los riffs ochenteros y al rock, con el bajo y las guitarras tomando cada vez más protagonismo.

King of the Wild Wind” es hard rock del más clásico y aunque al principio parece que nos encontramos ante otra powerballad, la pista va in crescendo hasta acabar a lo grande con un poderoso solo de guitarra. Volved a coger la air guitar, si es que la habíais dejado.

Entramos ya en la recta final con “Mr. Corruption”, que augura un final muy rock, muy guitarrero y con mucha distorsión. Y Lita se despide por todo lo alto con “Anything for the Thrill”, donde pasamos del hard rock al sleaze, mucho más sucio y cañero y que nos va a dejar con las ganas de irnos de concierto.

Puede que ‘Time Capsule‘ no sea el disco más heavy de todos los tiempos, pero es sin duda un buen álbum para todos los amantes del hard rock de los ochenta, cargado de grandes colaboraciones y que mantiene el sonido más puro de Lita Ford. En definitiva, guitarras potentes, riffs pegadizos y estribillos que queremos gritar hasta quedarnos afónicos; una adquisición ideal para aquellos que pensamos que hubo un tiempo mejor, y que ese tiempo era el Sunset Strip de la década de los 80.

Os dejamos el tracklist del álbum, no sin antes recordaros que Lita ha publicado recientemente ‘Living Like A Runaway: A Memoir’, un libro sobre su vida y aventuras en el mundo del rock, que de momento sólo está disponible en inglés, pero que sin duda será la lectura perfecta para acompañar los éxitos de ‘Time Capsule‘.

  1. Intro
  2. Where Will I Find My Heart Tonight
  3. Killing Kind
  4. War Of The Angels
  5. Black Leather Heart
  6. Rotten To The Core
  7. Little Wing
  8. On The Fast Track
  9. King Of The Wild Wind
  10. Mr. Corruption
  11. Anything For The Thrill