La tarde del martes Sevilla recibía la visita de una esperada gira, nada menos que los suecos The Haunted para presentarnos su “Strenght In Numbers” sobre los escenarios.

La extensa gira contaba con nueve fechas en España y una en Portugal, de tal manera que los suecos llegaban a Sevilla procedentes de Lisboa. Les acompañaban los bilbainos The Descent y los hispanolusos Norunda.

The Descent - Alex Márquez Photo

The Descent – Alex Márquez Photo

Tras un tiempo de retraso con respecto al horario establecido por problemas técnicos de última hora, daba comienzo el evento de la mano de The Descent, desde Bilbao. Venían a presentarnos su último trabajo “The Coven Of Rats” (2016) en el cual se centró su actuación casi al completo, aunque también hubo tiempo para recordar trabajos anteriores con temas como “Sacred War” y “The Day After”.

The Descent - Alex Márquez Photo

The Descent – Alex Márquez Photo

En general la banda sonó bien, muy a pesar de la mala sonorización de la sala Fanatic en algunas zonas, con un estilo muy parecido al de los titulares de la noche. Aunque había menos gente de la deseada por la temprana hora, los bilbaínos consiguieron movilizar al publico congregado y llevarse el cariño de la gente una vez que bajaron del escenario.

Norunda - Alex Márquez Photo

Norunda – Alex Márquez Photo

Tras un intervalo de tiempo para los preparativos de la siguiente banda les llegaba el turno a Norunda, que habían girado recientemente con Moonspell y Bizarra Locomotiva, aunque la gira no había bajado a terreno andaluz. La formación cuenta con un disco en el mercado, “Irruption” que ha cosechado grandes críticas. El concierto empezaba algo accidentado ya que el monitor del bajo estaba echando humo, algo de los que nos dimos cuenta algunos de los asistentes.

Norunda - Alex Márquez Photo

Norunda – Alex Márquez Photo

Cambiado el monitor sobre la marcha, esto no empañó la actuación de Norunda, que centró su show en este primer trabajo tocándolo casi íntegramente, a excepción de dos temas. Al igual que la anterior banda, no gozaron de un sonido especialmente bueno, la voz de Rubén era realmente difícil de escuchar. Comentábamos desde el público que Norunda es una banda ecléctica que recopila influencias y sonidos varios, sin duda era la más alejada de la tónica del evento y hubiera pegado más en conciertos del rollo de Mastodon o incluso Gojira. Personalmente su concierto me resultó descafeinado y a juzgar por la reacción del público no era el único con esta idea.

Caben destacar temas como “Face To Face”, “Hit You” o “Sultan Killer”, con el que cerraron su actuación.

The Haunted - Alex Márquez Photo

The Haunted – Alex Márquez Photo

Tras ellos y después de un intervalo de descanso ya estaba todo listo para que los suecos The Haunted poblaran el escenario y demostraran de lo que son capaces. La formación que presenta la banda a día de hoy no es nada desdeñable ya que cuenta con la misma base rítmica que At The GatesAdrian Erlandsson a la batería y Jonas Björler al bajo, ambos miembros fundadores de la banda. Este último junto a Patrick Jensen (fundador también de Witchery, que acaba de sacar disco) son los únicos miembros que han permanecido desde los inicios de la banda, allá por el año 1996, ya que Erlandsson estuvo un largo periodo fuera de la banda.

The Haunted - Alex Márquez Photo

The Haunted – Alex Márquez Photo

Venían presentando “Strength In Numbers”, el segundo disco desde la vuelta de Marco Aro como vocalista. Están en plena forma y lo demostraron haciendo un extenso repaso por su discografía, dejando fuera un par de discos de los más recientes (“Versus” de 2008 y “Unseen” de 2011) pero satisfaciendo a todos en mayor o menor medida.

Tras la intro “Fill The Darkness With Black”, en la que todos los miembros de la banda iban tomando sus posiciones empezaba la caña con “Brute Force”, llevando el show a un nivel que ya no decayó. Sonarían tres cortes más del último trabajo del grupo, tales como “Spark”, “Preachers Of Death” y “This Is The End”.

The Haunted - Alex Márquez Photo

The Haunted – Alex Márquez Photo

Marco Aro pedía interacción constante al público, que sumiso y entregado le hacia caso. De esta manera empezaban los primeros mosh pits de la noche que en algunas ocasiones se transformaban en circle pits. Los temas se sucedían y el público se iba calentando. Repasaban “Exit Wounds”, anterior trabajo de la banda, con temas como “Time (Will Not Heal)” o “Trend Killer”.

The Haunted se mostraban sobrios y a la vez simpáticos, hasta el punto de que Ola Englund posaba para una foto junto a alguno de los asistentes mientras continuaba tocando la guitarra. Charly, vocalista de The Descent, demostró desde el público una buena amistad con la formación llevándoles bebidas a cada uno de ellos durante el show, incluso una ronda de chupitos. La fiesta estaba servida.

Para “Hate Song” Aro no pudo contenerse y se bajó del escenario para hacer moshing con los asistentes, que lo acogieron con los brazos abiertos y le alabaron el gesto, a lo que respondió abrazando a todos los implicados. Después volvía a subir al escenario para preguntar si teníamos ganas de fiesta ese martes por la noche o teníamos que trabajar al día siguiente. La respuesta de la audiencia fue rotunda y la banda encaró la recta final del show con “Eye Of The Storm” y “Bullet Hole.

Firmaron un show que quedará como uno de los más brutales de este 2018 en la capital andaluza y demostraron que la banda está en forma y preparada para lo que se le mande.