Durante las últimas semanas la banda de Bay Area Death Angel nos ha ido mostrando varios avances como promoción a su nueva obra discográfica titulada “The Evil Divide”, que se pone a la venta hoy 27 de mayo vía Nuclear Blast. Se trata de su octavo álbum de estudio, que ha sido producido por Jason Suecof y que un servidor estaba impaciente por poder escuchar en todo su esplendor, ya que dichos avances destilaban un poderío sobrenatural. 

De primeras lo que me llama la atención del disco es la portada, que está ausente de colores y a la que hay que prestar atención para apreciar todos los detalles del espectacular y sobrio diseño. Subo el volumen del reproductor y nada más escuchar “The Moth” me doy cuenta de que el comienzo promete, ya que el quinteto ofrece una clásica canción de auténtico thrash metal con sabor old school. Tema con varios cambios de ritmos mezclados con algunos coros que la hacen muy interesante y potente. “Cause for Alarm” es una continuidad del anterior tema con una revolución sonora desorbitada que cumple con las expectativas de cualquier fan de la banda compuesta por Mark Osegueda en las labores vocales, Rob Cavestany y Ted Aguilar en las guitarras, Damien Sisson en el bajo y Will Carroll en la batería. Estos dos últimos son los nuevos miembros de la banda que ejercen una buena y poderosa sección rítmica.

Tras estos dos convincentes y poderosos cortes llega el momento de levantar el pie del acelerador y encarar el tercer tema que lleva por título “Lost”. Tengo que afirmar que esta composición me tiene atrapado desde el primer momento; Death Angel se han superado a sí mismos con una canción melódica donde las haya y con un Mark Osegueda destacando por encima del resto. Su registro vocal me recuerda a Ronnie Romero de Lords Of Black a la hora de afrontar las letras. Los restantes músicos se posicionan en un pedestal sonoro bien ejecutado. “Father of Lies” es otro tema que te anima a mover el cuello como un loco desde las primeras notas. Otro ejercicio de gran calidad por parte de toda la banda. “Hell to Pay” es la canción más corta del disco. No obstante la hacen tremendamente poderosa con un ritmo frenético impartido por los guitarristas Rob y Ted acompañados por un efectivo Mark.

Estamos a mitad del trabajo y las sensaciones percibidas son muy buenas. Se agradece mucho que Death Angel haya compuesto estos primeros cinco temas que les hace seguir en la primera línea de las grandes bandas de thrash metal. Sus anteriores trabajos ya nos habían confirmado que seguían al pie del cañón pese al haber estado inactivos durante la década de los noventa.

It Can’t Be This” es otro tema potente con varios cambios de ritmo y que nuevamente el vocalista esta tremendo. Espectacular chorro voz que sigue teniendo Mark. Sus compañeros tampoco se quedan atrás, haciendo quizás la canción más elaborada de todo el disco. “Hatred United / United Hate” es otro pedazo de tema en el cual han contado con la participación de Andreas Kisser de Sepultura. Con “Breakaway” la banda consigue hacernos pensar que estamos metidos dentro de un tren de alta velocidad sin frenos y que está a punto de descarrilar. Nos plantamos en los últimos minutos del disco y la calidad compositiva de Death Angel sigue en aumento. La sección rítmica es impresionante, lo mismo que el resto de los compañeros. Tema quizás a la onda de los clásicos de Anthrax.

The Electric Cell” es otro pedazo de tema. La energía que desprende Death Angel es un regalo para los oídos. Nunca me había pasado con ningún disco de thrash metal que con la novena canción me siga teniendo enganchado gracias a las convincentes canciones que ha compuesto toda la banda para este grandioso y poderoso álbum.

Nos encaramos con la recta final y para su labor suena la canción “Let the Pieces Fall”. La calidad sigue estando de sobresaliente y toda la banda nos vuelve a ofrecer otro potente y gran tema. Nada más terminar la última nota de dicha canción, vuelvo a coger aire, y me dispongo al pulsar el play de nuevo para saber si todo lo que he escuchado ha sido un sueño, una pesadilla o por el contrario ha sido uno de los mejores discos que he escuchado en mucho tiempo. Puedo afirmar que ha sido esto último y seguramente “The Evil Divide” es un portento de disco que ha parido Death Angel, que cuenta con una producción de diez y con una auténtica banda totalmente engrasada, quienes han conseguido reunir en un solo disco, diez auténticos hits de thrash metal que quedarán para los anales de la historia.

Tracklist:

  1. The Moth
  2. Cause for Alarm
  3. Lost
  4. Father of Lies
  5. Hell to Pay
  6. It Can’t Be This
  7. Hatred United , United Hate
  8. Breakaway
  9. The Electric Cell
  10. Let the Pieces Fall