Desde hace unos días se venía intrigando con la confirmación de una gira muy importante a nivel nacional, bueno, más bien de la segunda vuelta de esa gira. No sería nada nuevo si no se estuviera barajando que uno de los conciertos se celebrara en Sevilla. Reflexionamos sobre los grandes eventos y su celebración en el sur.

“El sur no es rentable”. Ese es el mantra que todo promotor de postín maneja a la hora de elegir ubicación para sus conciertos de gran calado. Así, a los que integramos la escena metalera andaluza, nos toca ver como cientos de giras pasan siempre por Madrid y Barcelona o en algunos casos Bilbao, ciudad que goza de una escena musical importante, u otra ciudad comodín como Zaragoza o Valencia. Hay que decir en honor a la verdad que hay alguna productora de importancia, como Madness Live! (no hablaré de productoras menores que hacen su trabajo lo mejor que pueden) que sigue llevando eventos relevantes al sur, eso sí, en muy baja proporción en relación al trabajo que desarrolla en el resto del país. También hace sus pinitos Rock N Rock muy eventualmente y últimamente de la mano del Festival de la Guitarra de Córdoba.

Desde el sur es bastante fácil ver cómo se confirman giras de bastantes fechas que no bajan más abajo de Madrid. Claro que no todo el monte es orégano, y si no que se lo digan a Moonspell, que de sus fechas de la última gira como cabezas de cartel por España, seis nada menos, no incluyó ninguna más abajo de Madrid y NO se cumplió con los objetivos de asistencia que esperaban según afirmaba Fernando Ribeiro en un triste comunicado. Claro, debe ser que ir al sur no es rentable pero hacer seis fechas solo en la mitad norte del país sí lo es…

Está claro que las bandas se fían de lo que les cuentan los promotores o como mucho de la experiencia previa que hayan tenido, lo cual no tiene por que ser definitivo o definitorio de lo que vaya a pasar, pero dar a entender que la gente en Andalucía o en la mitad sur del país no se moviliza es, bajo mi punto de vista, una falacia. Está visto y comprobado que la gente se moviliza y llena estadios si hace falta y si el evento merece la pena. No creo que el concierto de AC/DC junto a Axl Rose en el Olímpico de la Cartuja que se celebró en Sevilla tuviera nada que envidiarle en asistencia a cualquiera en otro estadio del país o incluso de Europa, polémicas aparte. Machine Head, por ejemplo, vendió prácticamente todo en Sevilla a su paso por la sala Custom. La asistencia a Iron Maiden, teniendo en cuenta que esa gira venía ya de festivales y de otras ciudades, fue bastante buena. Dicho de otra manera: “Si el evento es importante, se va a llenar”.

Hay que aguantar también en muchos casos como la gente se enfada en las redes sociales si se confirma un evento en el sur o en una ciudad de las “no convencionales” y no en Madrid o Barcelona. Se pueden leer comentarios de gente indignadísima porque no han confirmado fecha en sus ciudades, así hayan estado allí unos meses antes. Estos días atrás, mientras se especulaba con la vuelta de Metallica, una de las informaciones que se manejaba afirmaba que sería en Barcelona y Sevilla, algo que no está confirmado aún, y se podía ver como gente de Madrid volvía a pedir en las redes sociales que la banda fuera a su ciudad (y para encabezar cierto festival barcelonés). Teniendo en cuenta que Metallica ha estado este mismo año allí haciendo dos conciertos seguidos (y una fecha más en Barcelona) nos encontramos ante un caso de ¿Egoísmo? ¿Estar mal acostumbrados?

Algunos dirán que no nos podemos quejar, que hemos tenido en los últimos años a algunas figuras importantes (Iron Maiden, AC/DC, Machine Head…) y no les falta razón en ese sentido, pero aun así la comparativa sigue siendo ridícula al lado de otras ciudades y me temo que para nuestra desgracia va a seguir siendo así durante mucho tiempo.