Los deathmetaleros polacos Decapitated, que estaban de gira por Estados Unidos fueron detenidos con cargos de secuestro. Hoy son acusados de violación.

Los cuatro integrantes de la banda, Michael M. Lysejko de 27 años, Waclaw J. Kieltyka de 35 años, Rafal T. Piotrowski de 31 años y Hubert E. Wiecek de 30 años, han sido puestos bajo arresto en Los Angeles tras imputársele cargos de secuestro. La historia se remonta a un incidente ocurrido el 1 de septiembre en la ciudad de Washington. Una mujer reclama que fue retenida contra su voluntad tras el concierto que la banda dio en Spokane. Hoy se han desvelado detalles de la investigación a través del medio Spokesman.com según el cual estaríamos hablando de violación por parte de algunos miembros de la banda.

Este es el resumen:

Las mujeres dijeron que terminaron hablando con miembros de Decapitated y fueron invitadas a beber en el autobús de gira aparcado que estaba aparcado fuera.

Una de las mujeres describió “estar emocionada de estar en el autobús, y luego uno de los miembros de la banda comenzó a agarrarle el pecho”, dicen los documentos de la corte judicial. Posteriormente fue identificado como el batería, Michal Lysejko.

La misma mujer “se sintió incómoda y dijo que los miembros de la banda comenzaron a hablar entre ellos en polaco”. “Ella describió el “ambiente” en el autobús cambiado, y uno de los miembros comenzó a mirarlas como si fueran presas”.

La mujer dijo que miró a su amiga “para indicarle que tenían que salir de allí”. Luego utilizó el baño y fue seguida por el cantante principal, Piotrowski , según documentos judiciales.

La mujer le dijo a la policía que Piotrowski comenzó a besarla mientras terminaba de usar el baño y que comenzó a resistirse cuando él empezó a quitarse el cinturón. Ella le dijo que quería dejar el autobús con su amiga, pero un miembro de la banda le indicó que su amiga ya se había ido, diciendo: “Tienes que divertirte. Ella te dejó”.

La mujer “intentó apartar a Piotrowski, pero él la agarró del brazo y la hizo girar hacia el lavabo y el espejo del baño”. “Ella vio en el espejo y por el rabillo del ojo cada uno de los miembros de la banda por turnos violándola.”

La amiga, por su parte, dijo que vio a los miembros de la banda violar a la otra mujer, y Piotrowski le pidió que practicara sexo oral con él. Cuando la amiga se negó, fue empujada al suelo y recibió moratones en las rodillas y las espinillas”.

Poco después de dejar el autobús y alejarse, a las 12:43 pm, la amiga fue detenida en la calle North Washington cerca de West Boone Avenue por sospecha de conducir “bajo influencia” [de alcohol o drogas], siempre según documentos judiciales.

En el asiento trasero del coche de patrulla, la amiga podía usar su móvil para llamar a la otra mujer, que informó de la violación. Un policía estatal dijo que no podía ayudar sin una localización específica y continuó con su investigación.

La presunta víctima “describió su cuerpo como moralmente roto”. “Después de un tiempo desconocido”, le dijo a la policía, ” Waclaw ( Kieltyka) la ayudó a ponerse la ropa y la llevó fuera del autobús con otro varón”.

Caminó hacia el norte desde The Pin y llamó a varios miembros de la familia antes de llamar al 911, según documentos judiciales. Un oficial la encontró cerca de North Post Street y West Buckeye Avenue, a unos 2 kilómetros del lugar. El oficial también se detuvo en The Pin y “comprobó el área del autobús, pero la banda ya había dejado Spokane”

La mujer fue llevada al Hospital de la Sagrada Familia de la Providencia para un examen de agresión sexual.

Los detectives señalaron que tenía “hematomas significativos en la parte superior de sus brazos consistente con ser contenida” y “pequeñas abrasiones en sus nudillos que fueron seccionados”. Durante la violación, dijo, “estaba hundiendo su puño en la pared para intentar distraerse de lo que estaba sucediendo “.

Documentos de la corte dicen que detectives de la Oficina del Sheriff del Condado de Los Angeles entrevistaron a los miembros de la banda el jueves.

Lysejko , el batería, “no hizo otro comentario que no saber quién eran las chicas” cuando se les muestra una foto de ellos. “Dijo que no hablaría sin usar un traductor”.

Kieltyka , el guitarrista principal, dijo a los detectives que vio tanto Piotrowski como Wiecek involucrados en un acto sexual con la mujer en el baño. Accedió a que se recogiese una muestra de su ADN como evidencia.

Piotrowski “admitió que había una fiesta en el autobús y que (las mujeres) estaban presentes. Luego pidió a un abogado y a un traductor, se negaran a hacer más declaraciones. Se negó a dar una muestra de ADN.

Wiecek, el bajista, admitió que las mujeres habían estado en el autobús, pero dijo que “se sentó en el sofá y no vio lo que estaba pasando”. Luego dijo que necesitaba un traductor para no hablar mal. También dijo que nadie fue obligado a subir al autobús. Luego dijo que no recordaba lo que pasó. Wiecek también se negó a dar una muestra de ADN.

Un quinto hombre, Wojciech Cichocki , dijo a los detectives que estaba dormido en el taxi del autobús de gira y nunca vio a la mujer que informó de haber sido violada. Cichocki dijo que “sólo brevemente” vio a la amiga que más tarde fue detenida. “También hizo una referencia a su cuenta de Instagram pero no dio más detalles sobre ella”.

El abogado de la banda, Steve Graham cuanta esto:

Hay otro lado de la historia, y tenemos testigos que pueden testificar que la persona que acusa al grupo de secuestro visitó a Decapitated de manera libre y por su propia cuenta, así como también se marchó después en buenos términos. Los integrantes de Decapitated se ofrecieron a aclarar el asunto entonces pero no escucharon nada mas de la policía. Están cooperando al 100%.

 

Seguiremos informando.