Regresaban de nuevo a la capital bilbaína los americanos Rise Against después de conformar hace cinco años el último potente cartel de metal que se ha visto en Kobetamendi dentro del marco BBK Live, antes de su destierro para ir dando cada vez más cobertura a la música indie. Un cartel en donde se veían nombres como Rammstein, Slayer o Volbeat entre otros. ¡Qué tiempos!. El resto del combo fortaleció cuantiosamente el evento y fueron muchos los que tenían diferentes prioridades, como pudimos observar a lo largo de la noche. Allí había athleticzales, chicas con hachazo, numetaleros con mochila, jóvenes imberbes y hasta algún desubicado entre otros especímenes. Afortunadamente las tres bandas gozaron de tiempo suficiente con el que satisfacer a sus acólitos.

Los navarros Berri Txarrak dieron el pistoletazo de salida. Salieron con la partida ganada de antemano, al demostrarse holgadamente por la reacción de la audiencia que jugaban en casa. Lo cual lejos de relajarles, sirvió de acicate. Comenzaron su repertorio con energía haciendo un giño a Rise Against con el tema Folklore de su redondo ‘Payola‘ y continuaron empalmando “Gure Dekadentziaren Onenean”, para que viésemos que no venían a especular. Los navarros presentaban su nuevo redondo ‘Denbora Da Poligrafo Bakarra‘ y realizaron un bolo prácticamente sin fisuras, ofreciendo un buen repaso a su catálogo. No faltaron temas de la talla de la inefable “Ikasten”, la teñida de punk “Zerbait Asmatuko Dugu” o una “Oreka” entrelazada con la versión del Kids de MGMT. El momento solemne de su actuación llegó con la colaboración de Tim McLirath en el corte “Denakez Du Balio” y reservaron su himno “Oihu” como remate final, perfectamente acompañado por parte de toda la concurrencia. Una veintena de temas que transcurrieron veloces.

REFUSED @BEC! BARAKALDO BILBAO (1)

Los siguientes en desfilar fueron los suecos Refused. Había tenido la oportunidad de degustar su directo en el Resurrection Fest donde me dejaron bastante satisfecho y acudía expresamente por su actuación. Irrumpieron en escena liderados de su carismático y cercano frontman Dennis Lyxzén quien no paró ni un momento, fue el encargado de comandar al resto de la banda siempre sublime a los instrumentos. El engranaje de los suecos funcionó perfectamente y consiguieron ganarse a un montón de chavales que los desconocían por completo. La banda se parapeta en canciones de la talla de “Elektra”, “The Shape of Punk To Come” o “Destroy The Man” imponiéndose por méritos propios a base de dar una buena lección de punk y metal sobre las tablas. Abandonaron triunfales el escenario dejando su impronta entre los presentes con sus himnos “Thoughtis Blood” y “New Noise”. Su comparecencia acabaría siendo la más comentada del cartel, y es que han vuelto con su contundencia habitual sino tenemos en cuenta el evidente lapso temporal que hay desde sus primeros años.

REFUSED @BEC! BARAKALDO BILBAO (2)

Con el listón bastante alto, afrontaban la prueba final los americanos Rise Against. Esperábamos impacientemente su turno mientras cambiaban el escenario, tarea que resultó tediosa a lo largo de la noche generando unas pausas inusualmente extensas en los tiempos que corren si tenemos en cuenta el mínimo montaje que acompañaba a las tres formaciones. Sentía cierta curiosidad por los de Chicago, ya que en su momento actuando en el BBK Live prescindí de su actuación por priorizar otras preferencias. En esta ocasión no fueron pocos los que se vieron obligados a lo mismo aunque el motivo fuese bien diferente, el horario del metro terminó justo cuando los cabeza de cartel comenzaban. Irrumpieron finalmente en escena, con un sobrio escenario donde aparte del telón lucían destacadamente unas letras rise, atacando con “The Great Die-Off” de su último redondo ‘The Black Market‘. La formación se encasilla entre hardcore y punk pero lo cierto es que han evolucionado a un hardcore melódico con una afilada sensibilidad pop, quedando lejos aquellos días en los que se codeaban estrechamente con formaciones como Sick Of It All, NoFX o Agnostic Front. La evolución manda.

RISE AGAINST @BEC! BARAKALDO

No soy un seguidor acérrimo pero es cierto que hay parte de su discografía que me gusta aunque la translación a directo no fue todo lo gratificante que hubiera deseado, gozando de un sonido pésimo y embarullado que ensombreció su actuación. Problema que no se puede achacar al recinto ya que las dos primeras bandas no sonaron cristalinamente pero sí bastante mejor. Aun así descargaron a gusto para un buen núcleo de seguidores que seguía con entusiasmo el bolo. Repasaron su catálogo y brillaron especialmente cortes como “Satellite”, “Give It All” o “Prayer of the Refugee”. Contaron incluso con la presencia de Gorka de Berri Txarrak en el corte “Black Masks and Gasoline” aunque su voz prácticamente ni sé distinguió al menos desde mi ubicación, lo que no fue obstáculo para erigirse como uno de los mejores momentos de la noche. Tim McLirath estuvo cercano y quizás descarado con tanto halago superlativo. Reservaron para el tramo final dos cortes de bises en acústico que lograron enfriar el cotarro hasta cotas mínimas, a pesar de los intentos de Tim McLirath por fusionarse con el público. Al menos catamos su voz con claridad, mientras cantaba esos temas. Recuperaron algo de brillo y fuerza en su segunda tanda de bises con “Dancingfor Rain” y “Savior” logrando cerrar más dignamente.

  • Fotos: Marina Rouan