Mucha era la expectación alrededor del nuevo lanzamiento de los portugueses Moonspell, el decimocuarto en sus ya 25 años de trayectoria. Degustamos “1755” y os lo contamos.

Este 3 de noviembre sale a la venta el disco que hoy nos ocupa y que trata sobre un suceso histórico que ha marcado la ciudad de Lisboa, capital de Portugal, de por vida. Cabe recordar que estaba previsto que “1755” fuera un bonus de 4 canciones en su DVD/Bluray “Lisboa Under The Spell” (que saldrá a la venta en 2018) pero al final ha sido un lanzamiento por sí solo.

Para aquellos poco puestos en historia os recordamos que el 1 de noviembre de 1755 Lisboa quedó arrasada a causa de un gran terremoto de una magnitud cercana a 9 en la escala de Richter, provocando la muerte de entre 70.000 y 100.000 personas. El terremoto provoco un maremoto y tres tsunamis de entre 6 y 20 metros engulleron el puerto y la zona del centro, subiendo aguas arriba por el río Tajo. En las áreas no afectadas por el maremoto, los incendios surgieron rápidamente, iniciados en su mayor parte por las velas encendidas en recuerdo a los difuntos en las iglesias, ya que ese día se celebraba la festividad de Todos los Santos en Portugal y España, y las llamas asolaron la ciudad durante cinco días. Los daños todavía son visibles a día de hoy en algunas zonas de la ciudad y trascendieron mas allá de sus fronteras, viéndose España y Marruecos también afectados por el sismo.

Bajo el velo de este suceso, que hermana a los eternos países vecinos, la banda da su versión de los hechos desde el punto de vista más personal y oscuro incidiendo en temas religiosos, existenciales y humanos en general.

El disco comienza con el magnifico tema “Em Nome Do Medo”, un corte orquestal que bien podría ser el comienzo de una superproducción teatral de alto presupuesto. Ha sido orquestado por John Phipps, que ya había trabajado con ellos en “Extinct”. Es un tema ambiental, coral, con un estribillo bastante sonoro que nos introduce en el contexto del disco. “1755” le sigue de manera agresiva con pasajes en latín que hacen referencia al dios cristiano y a su “incompetencia” en esos días, algo que la gente de la época percibía como una muestra de cólera divina, y así lo muestra “In Tremor Dei”. En este último cuentan con la colaboración del fadista Paulo Bragança, que aporta un toque de costumbrismo que, junto a algunos guiños musicales a la cultura árabe, hacen referencia a la diversidad de culturas que se daban cita en las calles de Lisboa en aquellos años.

“Desastre” expresa la rabia del pueblo en contra de la situación vivida. Se reconocen a sí mismos como esclavos de Dios y se sienten engañados. Es un tema que cuenta con una versión en castellano, siendo un homenaje de la banda hacia sus fans de habla hispana, ya que en la multicultural Lisboa del siglo XVIII era fácil escuchar hablar español en las calles.

Le sigue “Abanão” (sacudida) en la misma tesitura de rabia y contundencia, representando el momento en que la ciudad se convierte en un caos total, el momento en que “a terra treme” (la tierra tiembla). Desolador y sobrecogedor corte sin duda que tiene su continuación en “Evento” con la ciudad ya en total destrucción y la esperanza del todo perdida. En “Evento” encontramos algunos pasajes bastante progresivos de parte de Pedro Paixão que concuerdan bien con la tesitura dramática del corte.

Con “1 de Novembro” Moonspell marca el nacimiento de una nueva Lisboa y remarca la importancia de recordar esta fecha como un punto de inflexión en la historia de Europa. “Ruínas” es un tema más melódico que recuerda a los Moonspell más góticos y que nos pasea por las ruinas de la ciudad portuguesa transmitiendo desolación, desesperación y tristeza. “Todos Os Santos” es el primer tema que la banda adelantó en la promoción previa del disco y quizás es uno de los temas más “comerciales” del disco, con una estructura muy clásica y un estribillo pegadizo. El tema es una crítica clara a la Iglesia, que en los momentos decisivos no sirve de nada y que según Fernando Ribeiro también es aplicable a día de hoy con respecto a los políticos que venden humo y solo miran por ellos mismos.

El disco se cierra con un cover del tema “Lanterna Dos Afogados”, de la banda brasileña de pop Paralamas Do Sucesso que ya a finales de los 80 hablaba de este acontecimiento en sus canciones. Es un tema más ambiental, con la voz de Ribeiro en la lejanía. Es un corte denso, con mucha carga sentimental, lento pero intenso, emotivo. Un buen broche final para toda esta ola de destrucción que es “1755”.

Sin duda un álbum recomendable, que los fans de Moonspell y los amantes de la historia y del país vecino, Portugal, no debéis perderos.

Os dejamos un video unboxing del disco:

Os recordamos que el mismo día del lanzamiento de “1755”, el 3 de noviembre, Moonspell estará en España para presentarlo de la mano de #N-Events Suspiria Records e ITP Promotions y junto a Bizarra Locomotiva y Norunda. Estas son las fechas:

cartel gira moonspell