El pasado Lunes Santo el acontecimiento más importante que tendría lugar en Málaga no sería el desfile procesional de la Hermandad de la Columna, al menos no para los amantes del metal. Lo fue sin duda la visita de los vikingos Amon Amarth a la sala París 15 de la ciudad andaluza.

Tras cinco años sin pisar suelo andaluz, Amon Amarth volvían al sur de la península, esta vez con una producción de lujo y unos invitados excepcionales, nada menos que Dark Tranquillity y Omnium Gatherum, que les acompañan en todo el tour europeo. Esta es una gira de grandes proporciones, de ahí que eligieran la sala París 15 de Málaga, que tiene capacidad para 3.000 personas y que a punto estuvo de completar su aforo.

Desde tiempo antes de la apertura de puertas la gente ya hacia cola, mientras podían verse a Olavi y Jocke de Amon Amarth o al mismo Mikael Stanne de Dark Tranquillity haciendo tiempo o fumándose un cigarrillo en la calle antes del concierto.

OMNIUM GATHERUM - ALEX MARQUEZ PHOTO (20)

Omnium Gatherum – Alex Márquez Photo

A las 18h. se abrieron las puertas y de una manera fluida fuimos entrando al recinto y tomando posiciones. Una hora después daba comienzo el show con la sala bastante llena a pesar de ser aún muy temprano, de que era día laborable y de que muy probablemente habría gente en el trabajo aún.

Los encargados de abrir la noche eran los finlandeses Omnium Gatherum que venían a presentar su ultimo álbum “Grey Heavens”, a la venta desde el pasado año. Empezaron su descarga de manera enérgica dado el poco tiempo del que disponían. Los tres primeros temas de este trabajo serían los que iniciaron su concierto, que contó con un total de seis.

Sonaron “The Pit”, “Skyline” y “Frontiers”, que fueron capaces de movilizar al público malagueño, aun sin ser una banda muy conocida. La gente tenia ganas de fiesta y eso se notaba desde el primer momento.

OMNIUM GATHERUM - ALEX MARQUEZ PHOTO

Omnium Gatherum – Alex Márquez Photo

Markus Vanhala y Jukka Pelkonen, guitarra y voz respectivamente recorrían el extenso escenario de un lado a otro, imprimiéndole al show la potencia y contundencia que cabía esperar de un concierto de death metal melódico.

Sonaron dos cortes de su álbum “Beyond”, su séptimo disco, predecesor de “Grey Heavens” para acabar terminando con el tema que da nombre a su sexto trabajo, “New World Shadows”. Agradecidos y sorprendidos por la respuesta de los asistentes, los fineses abandonaban el escenario.

Tras unos minutos y con todo su montaje ya preparado de antes le tocaba el turno a Dark Tranquillity, uno de los cabezas de la conocida escena de Göteborg, origen del death metal melódico en Europa. Venían a España (y por primera vez a Andalucía) con una formación peculiar, tal y como anunciaron días atrás en sus redes sociales.

DARK TRANQUILLITY- ALEX MARQUEZ PHOTO (17)

Dark Tranquility – Alex Márquez Photo

Para los trabajos de guitarra contaban en esta ocasión con Christopher Amott (ex Arch Enemy) y Johan Reinholdz (Andromeda) además de la ultima incorporación al line up oficial, Anders Iwers al bajo, antaño guitarrista de In Flames en sus inicios y hermano del también bajista Peter Iwers (ex In Flames).

Con un nuevo disco en el mercado desde el ultimo trimestre del pasado año, los suecos ya habían tenido oportunidad de presentarlo ampliamente el día anterior en Barcelona, donde encabezaban el cartel y también estaban acompañados por Omnium Gatherum.

Dark Tranquility - Alex Márquez Photo

Dark Tranquility – Alex Márquez Photo

Sonaron al menos cuatro temas de “Atoma”, último trabajo de la banda, tales como “Force Of Hand”, “Forward Momentum”, “Atoma” o “Clearing Skies”. También hubo tiempo para clásicos como “Terminus”, “The Wonders At Your Feet” o la que puso el broche final al concierto: “Misery’s Crown”. El espectáculo terminaba por todo lo alto, con el público enloquecido y pidiendo más.

Tras repartir baquetas y púas la banda se bajaba del escenario para dar paso a los cabeza de cartel, Amon Amarth.

Los de Estocolmo son un claro ejemplo de potenciación de su marca y afianzamiento de su sonido personal. En los últimos 5 o 6 años la banda ha mejorado sensiblemente su puesta en escena incluyendo elementos muy visuales, como el enorme casco vikingo sobre el que se instalaba la batería de Jocke o los figurantes que salían al escenario en algunos temas concretos. Destacable es también el juego de luces y humo que la banda presenta en directo.

Amon Amarth - Alex Márquez Photo

Amon Amarth – Alex Márquez Photo

Sin embargo, y esto es una opinión muy personal, creo que el grupo peca de ser plano en sus set lists, habiendo siempre un momento de “bajón” en torno a la mitad de los mismos . Aún así la banda hace un repaso a conciencia a su ya extensa discografía incluyendo momentos muy épicos para sus fans más antiguos.

Lejos de sorprender en su apertura con alguno de los temas nuevos, los vikingos apostaron por uno de sus cortes más conocidos “The Pursuit Of Vikings”, que la gente acogió fervientemente. Tendría que sonar “As Loke Falls” antes de la presentación de rigor en la que Johan nos invitaba a su fiesta vikinga. Tras ello llegaría el primer tema perteneciente a “J0msviking” que no seria otro que “First Kill”, uno de los más conocidos, ya que es el primer single del disco.

Amon Amarth - Alex Márquez Photo

Amon Amarth – Alex Márquez Photo

Para “The Way Of Vikings” el escenario se convertía en un campo de batalla en el que dos guerreros vikingos se enfrentaban con espada y escudo mientras que la banda se replegaba al gran casco vikingo y las escalinatas que lo rodeaban. El guerrero vencedor enseñaba su trofeo y el público enloquecía.

“At Dawn’s First Light” ponía fin a un corto bloque de temas nuevos que no hacia sino poner a la gente en un nivel de entusiasmo muy alto. Tocaba entonces repasar viejos éxitos como “Cry Of The Black Birds” o la bien recibida y cañera “Deceiver Of The Gods”, tras la que dos vikingos volvían a subir al escenario para instalarse en las escalinatas ataviados con banderolas, lo que iba en conjunción con el siguiente tema: “Tattered Banners And Bloody Flags”.

Amon Amarth - Alex Márquez Photo

Amon Amarth – Alex Márquez Photo

Johan nos introduce al Ragnarok y nos presenta a Surt con su tema “Destroyer Of The Universe”, que hizo las delicias de los asistentes y castigó los cuellos de los asistentes tras la “tregua” del anterior. “Death In Fire” sirvió como excusa para que el vocalista testara a la audiencia que no defraudó.

Volverían a salir los figurantes, esta vez ataviados con arcos para cubrir la retaguardia de la banda y escenificar “One Thousand Burning Arrows”, también perteneciente a “Jomsviking”. La última batería de temas incluía “Father Of The Wolf” en el que Loki, armado con una lanza se hacia dueño del escenario como un componente más de la formación. “Runes To My Memory” y “War Of The Gods” cerraban la descarga por el momento.

Amon Amarth - Alex Márquez Photo

Amon Amarth – Alex Márquez Photo

No tardarían mucho en volver al escenario para la traca final con el festivo single “Raise Your Horns” en la que todos brindaban con nosotros con sus cuernos, siendo el de Hegg especialmente grande. Sonaron “Guardians Of Asgaard” y “Twilight Of The Thunder God”, martillo gigante incluido, para poner el broche de oro a la noche.

Un evento sin precedentes en Málaga y una gira para recordar a nivel nacional.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.