El pasado viernes la sala Custom de Sevilla recibía la visita de la banda madrileña Sôber con su “Vulcano Tour” en el que además contaban con la presencia de Contrabanda. Os lo contamos.

A eso de las 21 horas, algo tarde para lo que nos tienen acostumbrados, se abrían las puertas de la sala para acoger a la por entonces larga cola de gente que esperaba bajo la lluvia. Sôber es una banda que puede presumir de una buena base de fans, algo que se notó en la Custom, que era invadida desde bien temprano por aquellos que habían adquirido la entrada VIP, que entre otras cosas les daba acceso a las pruebas de sonido de la banda en la sala.

contrabanda

Contrabanda – Alex Márquez Photo

La velada daba comienzo con Contrabanda, desde Madrid que en cierto modo jugaban en casa ya que su batería, Chico Demonio, es sevillano y contaba en la sala con muchos amigos y conocidos. Practican un rock macarra y desenfadado perfectamente representado por su frontman Tony Laspiernas con sus contorsiones y estridentes movimientos. Sin duda un derroche de actitud que se vio materializado en un setlist de nueve temas.

Presentaban en Sevilla su tercer trabajo de estudio, “Retrophonic”, en la calle desde octubre del pasado año y que tocaron casi al completo (a excepción de un solo tema). Abrían con “Maldición” seguido de “Todo Acabó” y así todos los temas del disco sucedidos en orden saltándose “Fue Una Estrella”, que no fue interpretado finalmente. La banda introdujo al final un tema especial para el concierto de Sevilla, “Despertar”, un tema que ya no tocan en directo y que quisieron brindar al público de la ciudad como guiño al apoyo recibido en ocasiones anteriores.

Contrabanda - Alex Márquez Photo

Contrabanda – Alex Márquez Photo

De esa manera finalizaba el show de Contrabanda, que había preparado el terreno para que los titulares de la noche terminaran de rematar la faena.

A eso de las 23 horas y con todo a punto salían a escena Sôber, que venían a la capital hispalense a presentar su último trabajo, “Vulcano” (2016), el tercero desde su vuelta a los escenarios en 2010. Interpretaron 6 cortes de este último disco, aprovechando además para hacer un extenso repaso a su trayectoria para redondear un set-list de 20 temas y algo más de dos horas de duración.

Sôber - Alex Márquez Photo

Sôber – Alex Márquez Photo

El show daba comienzo con “Vulcano” e “Irreal”, muy bien acogidas por un público entregado. Se sucedieron temas como “Loco”, “Letargo” o “Sombras”, el tema que les vio renacer. También hubo momentos más íntimos como en “Papel Mojado” o “Estrella Polar”, en la que Carlos salía al escenario sin su bajo para interpretar gran parte de la balada. “Cientos de Preguntas” sonaba a petición de los chicos de Contrabanda y hacia las delicias de los allí presentes.

No podían faltar algunos temas de “Paradysso”, el álbum que los catapultó al éxito hace ya 15 años. En el bloque final sonaron “Arrepentido” y “Diez Años” aunque antes habíamos escuchado “Lejos”, también de este disco.

Sôber - Alex Márquez Photo

Sôber – Alex Márquez Photo

La velada se cerraba con “Héroes”, otro de los temas de “Vulcano” en el que Carlos Escobedo invitaba a subir a todos los que habían adquirido la entrada VIP, ya que esta era una de las prestaciones que brindaba esta modalidad. Subían por tanto unas 8 personas al escenario que harían los coros de la canción, consiguiendo un fin de fiesta por todo lo alto.

Una noche de rock, con la sala casi llena y dos buenas bandas en el escenario. ¿Qué más se puede pedir?