Uno de los eventos del año en este 2017 era sin duda el concierto de la gira “Pumpkins United” de Helloween en Madrid. Hasta allí nos desplazamos para vivirlo y poder contároslo.

Mucho se ha hablado de esta reunión, 30 años después, de la formación original de la banda. Para algunos ha sido una magnífica oportunidad de poder ver a sus ídolos de la infancia o adolescencia juntos de nuevo, cosa que años atrás era impensable, y para otros simplemente una forma más de recaudar dinerito fresco, que nunca viene mal. En cualquier caso el show que se celebró el pasado sábado en Madrid ha sido un gran acontecimiento en el histórico de conciertos que han pasado por la capital española en los últimos años.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

Personalmente creo que deberían haber organizado las cosas mejor y haber al menos invitado a Roland Grapow y Uli Kusch que estuvieron en Helloween cerca de diez años cada uno y que participaron en discos y en temazos que sonaron aquella noche en el WiZink Center. Supongo que tanta gente en movimiento no sería tan lucrativo y lo realmente importante era ver sobre el mismo escenario a Kai Hansen, Michael KiskeMichael Weikath y Markus Grosskopf, el cuarteto germen de Helloween además de Ingo Schwichtenberg.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

Según los cálculos oficiales en torno a 14.000 personas se dieron cita en el antiguo Palacio de los Deportes, aunque horas antes de entrar la gente estaba bastante escéptica con respecto a la asistencia. Hasta una hora antes de la apertura de puertas no hubo colas especialmente grandes en la avenida Felipe II, lo que invitaba a desempolvar el ya machacado tema de las reventas y el falseo de los datos de ventas. Cambiaríamos de opinión al ver el estadio prácticamente lleno al comienzo del concierto.

Otro de los alicientes de este show era la intención de la banda de inmortalizarlo y plasmarlo en un futuro DVD, aunque posteriormente la banda admitiría que tenia también grabaciones de Sao Paulo, Praga y otras ciudades.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

Después dos horas de espera tras la apertura de puertas y una sesión especial del Rock Fest Barcelona a cargo de Rafa Basa que, dicho sea de paso, sonaba bastante mal en los altavoces del estadio, se apagaban las luces. Sonaba “Let Me Entertain You” de Robbie Williams, cuya letra era toda una declaración de intenciones, un fiel reflejo de lo que iba a pasar esa noche.

Este tema sirvió para calentar los ánimos y captar algunas tomas de la gente ya visiblemente alborotada. Una vez terminado, caía el telón y comenzaban los primeros acordes de “Halloween”, el primer tema de los 25 que interpretarían en total. Es paradójico que en la época de la marcha de Kiske y posterior ingreso de Deris en las filas de la banda, este último tuvo que adaptar los temas antiguos a su registro para poder interpretarlos en directo ya que no llegaba a los mismos tonos que Kiske, y ahora es justamente al revés, durante todo el concierto Andi Deris estuvo ayudando a Michael Kiske a terminar dignamente algunos de los temas.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

No obstante Kiske defendió muy bien algunos de los cortes más complicados de la discografía de Helloween. Tan solo en la recta final del concierto se le notó afectada la voz, algo hasta cierto punto normal después de un show de casi tres horas de duración. Lo cierto es que la compenetración entre Kiske y Deris hacia que el ambiente fuera más mágico aún. En el escenario se veían constantes gestos de cariño entre los dos vocalistas y bastantes bromas.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

El ambiente bromista y “buenrollero” se incrementaba con la aparición en las pantallas de Seth y Doc, dos calabazas de dibujos animados que en cada una de las intervenciones (o interludios) que tenían hacían referencia a alguno de los miembros de esta reunión tratándolo desde el punto de vista del humor y mofándose de algunos aspectos de cada músico. De esta manera veíamos como se hacia hincapié en el pelo (o la ausencia de él) de Michael Kiske, el look macarra de Deris o el gusto por la priva de Kai Hansen. Además en cada intervención nos daban una pista del tema que iba a sonar a continuación.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

El escenario contaba con una pasarela en medio y a diferencia de otras bandas que la incorporan en sus directos y que la usan solo en momentos puntuales, los alemanes hicieron un uso casi abusivo de la misma, lo cual hizo que la experiencia de los que estábamos en las primeras filas fuera algo difícil de olvidar. Era en muchas ocasiones el punto de encuentro de los tres guitarristas, Sascha Gerstner, Kai Hansen y Michael Weikath, que en muy pocas ocasiones salía de su zona del escenario, como de costumbre.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

Ver a Hansen y Weikath “bailando” sus guitarras juntos es una de las imágenes que probablemente la mayoría de los asistentes pensábamos que nunca volveríamos a ver. También encima de la pasarela se llevaron a cabo momentazos como la interpretación a coro de “Forever And One (Neverland)” de Kiske y Deris que, sentados en un taburete en el borde del la pasarela nos brindaban una interpretación majestuosa.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

Pero habría una tercera voz sobre el escenario aquella noche, la misma que grabó el disco debut de la banda: Kai Hansen. A pesar de haber tenido que delegar parte de las labores vocales en otro vocalista (Frank Beck) en su banda Gamma Ray, Hansen está más que capacitado todavía para cantar los temas que interpretara hace 30 años en el “Walls Of Jericho”. Para demostrarlo hizo un aclamado medley de tres temas, “Starlight”, “Ride The Sky” y “Judas” además de interpretar íntegro el tema “Heavy Metal (Is The Law)”.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

El setlist se centró principalmente en los dos “Keeper Of The Seven Keys” y el “Walls Of Jericho” además del “Master Of The Rings” y “The Time Of The Oath”, obviando por completo discos como “Charmeleon” o “Pink Bubbles Go Ape”. También hubo espacio para reivindicar algunos éxitos más recientes de la banda como “Are You Metal?” del disco “Seven Sinners” o “Waiting For The Thunder” de “Straight Out Of Hell”. No hubo sin embargo ningún tema del último álbum de la formación, “My God-Given Right”, en el repertorio.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

Tras la interpretación de “I Can” llegó un momento muy emotivo. Dani Löble centraba la atención de todo el estadio interpretando un solo de batería que terminaría fundiéndose con otro solo que se proyectaba en la pantalla interpretado por el fallecido Ingo Schwichtenberg. Löble imitaba el solo de Ingo que parecía estar vivo aquella noche en el WiZink Center. Al final, un caluroso aplauso demostraba que el gesto de la banda había calado en la audiencia y que a pesar de los años, no hemos olvidado a Ingo.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

El fin de fiesta vendría cargado de platos fuertes repartidos en dos tandas, primero “Eagle Fly Free” y “Keeper Of The Seven Keys” en toda su extensión. Al final de este, la banda aprovechaba para presentarse uno por uno y despedirse de nuevo.

La traca final venía de la mano de un solo de Kai Hansen en el que incorporaría el consabido “Hall Of The Mountain King”, que acabaría enlazando con “Future World” ante el estallido de júbilo de la gente. En ese momento caían del cielo grandes globos naranjas y negros emulando calabazas que rebotaron por todo el estadio, escenario incluido. En algunos momentos parecía que los músicos estuvieran en la guerra esquivando obuses. Rápidamente siguieron con “I Want Out” para cerrar la actuación ante una ovación generalizada.

Helloween Pumpkins United - Alex Márquez Photo

Sin duda una gran noche, algo que recordaremos durante mucho tiempo y que por suerte quedará inmortalizado en un DVD del que esperamos tener noticias pronto.

  • Texto y fotos: Alex Márquez