El clásico «Last In Line» de Dio salió al mercado discográfico por el año 1984. En ese disco participaron el legendario cantante, ya fallecido, Ronnie James Dio, junto al guitarrista Vivian Campbell, el baterista Vinny Appice y el recién fallecido bajista Jimmi Bain.

Pues bien, en 2011 en un local de ensayo de Los Ángeles estos tres músicos se volvieron a juntar para pasar el rato de alguna manera. Para la ocasión contaron con la voz del vocalista de Hurricane y Lynch Mob, Andrew Freeman, amigo de Vinny. En algunos de los conciertos que ofrecieron contaron con Claude Schenell a los teclados. Durante el transcurso de 2014, la banda escribió y grabó 12 canciones nuevas bajo la dirección del viejo amigo y productor Jeff Pilson, bajista de Dokken y Lynch Mob. De este modo nace el trabajo «Heavy Crown«.

Hay que darse cuenta que esta banda rinde de algún modo homenaje al legado musical que ha dejado Dio pero hay que destacar que lo hacen con nuevas composiciones musicales en las que Vivian demuestra su destreza en la guitarra, aportando un sonido mucho más hard rockero y metalero que en sus composiciones con la banda británica Def Leppard. Se percibe que en este disco el guitarrista está disfrutando con las canciones de «Heavy Crown«. Además la parte rítmica está muy bien conjuntada con Vinny y Jimmi ya que se trata de viejos conocidos y su calidad musical está a la altura de lo que cabría esperar. Hay que destacar la inmensa labor vocal que ejerce Andrew, un buen cantante que seguramente con este trabajo ganará unos cuantos nuevos fans.

«Devil In Me» es el tema que abre el disco con un buen riff de guitarra por parte de Vivian y que contiene una melodía que engancha y que la convierte en una de las destacadas del álbum. El comienzo promete pero que mucho.

Con «Martyr» la banda interpreta una de las canciones más rápidas y adictivas del disco que junto con un ritmo trepidante es acompañado por un soberbio solo de guitarra. En este tema el bajo de Jimmi suena realmente bestial y la batería de Vinnie espectacular.

La temperatura baja unos grados con el medio tiempo de «Starmaker» en donde Andrew hace una gran labor en esta composición creando un ambiente mágico y poderoso. Primer tema en el que aparecen los coros, que a su vez encajan a la perfección en la canción que contiene varios cambios de ritmo. Otro gran tema interpretado por toda la banda en donde nuevamente se luce Vivian, vaya manera de tocar la guitarra tiene este músico.

«Burn This House Down» arranca con un poderoso riff, marca de la casa de Vivian, acompañado de Freeman luciendo nuevamente su voz, en un buen tema rockero de los 80 junto con otro grandísimo solo de guitarra por parte de Vivian.

«I Am Revolution» es una auténtica revolución sonora. Tema rockero y asesino en donde los haya. Demostrando que Last In Line puede interpretar canciones de diferentes tiempos musicales. Con un Jimmi marcando un ritmo endemoniado y nuevamente con un Vivian creando un solo incendiario.

«Blame It On Me» arranca con una batería inmensa de Vinnie, una guitarra asesina de Vivian, acompañado con Freeman marcando el ritmo y ejerciendo de líder. Canción con pinceladas de Black Sabbath que va cogiendo fuerza a medida que transcurre el tiempo aportando un gran poderío musical a la misma.

Vuelven a pisar a tope el acelerador con la canción «Already Dead«. La aplastante sección rítmica acompañada por los coros hacen que en esta canción se luzcan los cuatro músicos. Un gran derroche de energía por parte de toda la banda.

Un gran disco hardrockero que se precie de una alta calidad tiene que tener una balada y Last In Line no lo son menos. «Curse The Day» es la canción elegida para ejercer ese oficio. Cumple con la misión, resultando otro buen tema muy melódico y potente a la vez.

Con «Orange Glow» vuelven a revolucionar el motor con un riff de Vivian espectacular. Si aún no se ha conseguido alzar los cuernos y mover los cuellos, con esta canción seguramente se hará posible.

La canción que da nombre al disco sigue con el mismo patrón del álbum. Con varios cambios de ritmos, marca de la casa, acompañados por la magia musical que poseen estos grandes cuatro músicos, es un tema algo enrevesado pero que seguramente con varias escuchas enganchará.

Llegamos a la última canción del disco. Con «The Sickness» no bajan el ritmo y se convierte en un medio tiempo con Vivian y Andrew dejando el pabellón por todo lo alto y donde el resto de la banda ejerce a pleno pulmón.

Es un álbum que contiene grandes canciones gracias a excelentes músicos que han trabajado como una verdadera banda en conjunto. Probablemente va a hacer las delicias tanto de los seguidores clásicos de Dio, como de los seguidores de RainbowThin Lizzy, Whitesnake e incluso de los fans más metaleros del guitarrista Vivian Campbell en su faceta con Def Leppard.

Si tenéis en vuestras estanterías los cuatro primeros trabajos de Dio, ‘The Last in Line‘ de 1984, ‘Sacred Heart‘ de 1985, ‘Dream Evil‘ de 1987 y el directo de 1986 ‘Intermission‘, discos que han participado de estos tres grandes músicos durante la época dorada de Dio, os tenéis que hacer rápidamente con una copia de este ‘Heavy Crown‘ de Last In Line. Seguramente os sorprenderá a nivel musical y en él encontraréis de algún modo, el aroma y la esencia musical de Ronnie James Dio pero con un sonido más fresco, rockero y actual.

Además «Heavy Crown» sirve como testamento musical de Jimmy Bain, quien falleció el pasado 23 de enero, mientras la banda estaba de gira en el High Seas Cruise.

  • Tracklist:
  1. Devil in Me
  2. Martyr
  3. Starmaker
  4. Burn This House Down
  5. I Am Revolution
  6. Blame It On Me
  7. Already Dead
  8. Curse the Day
  9. Orange Glow
  10. Heavy Crown
  11. The Sickness