Unos días antes del 16 de enero, día en que se debía celebrar el juicio a los miembros de la banda Decapitatedacusados en el mes de septiembre de secuestro y violación y arrestados por ello, la fiscal de Spokane County, Kelly Fitzgerald ha presentado una moción desestimando todos los cargos sin prejuicio (lo que implica que los miembros de la banda podrían volver a ser procesados en un futuro).

La moción cita “el bienestar de la víctima” y el “interés de la justicia” como motivos para desestimar los cargos. Los abogados defensores han tildado la desestimación de “surrealista” aunque “esperada”.

Steve Graham, el abogado que representa al guitarrista Waclaw Kieltyka, si bien no puede divulgar los motivos de la desestimación de los cargos, ha indicado que los policías podrían haber sido mal informados sobre lo que ocurre en los conciertos de Metal y que podría explicar los moratones que presentaba la mujer:

Citamos la lista de asistentes al concierto y encontramos numerosas personas que dijeron que ella estaba en primera fila del mosh pit y se subía al escenario, recibiendo empujones como todas las personas que estaban allí. Desde nuestra perspectiva estaba claro que el caso contra estos cuatro chicos se iba a caer por su propio peso.

Los abogados presentaron en la audiencia tras la cual la banda fue puesta en libertad en espera de juicio el testimonio de Andy Marsh de Thy Art Is Murder. El artista declaró que la mujer estuvo en primera fila, en una zona comunmente llamada “mosh pit”, en la que estaba “bailando violentamente”, lo que podía explicar algunos de los moratones.

Por su parte la banda ha emitido un comunicado al respecto en su página de Facebook:

Todos los cargos contra Decapitated han sido formalmente retirados. Arrestados el 8 de septiembre en Santa Ana durante un tour, los miembros de la banda fueron arrestados hasta diciembre, cuando fueron puestos en libertad provisional sin fianza.

Surgieron nuevas evidencias que ayudaron a mostrar que la banda era inocente. Si bien un juicio habría dado a la banda la oportunidad de presentar todas estas evidencias, el grupo dio la bienvenida a la decisión y están emocionados de regresar a sus hogares en Polonia.

Los miembros de DECAPITATED – Wacław, Rafal, Michał y Hubert – envían un sincero agradecimiento a todos los que les apoyaron durante este difícil momento, incluyendo a los fans, amigos y familia.