Llegábamos al último día con buen sabor de boca aunque algo cansados; quizá por eso se notó la poca afluencia al comienzo de Reaktion, que llegaron desde Barcelona a darlo todo.

DÍA 3:

Y quizá por eso también consiguieron que la gente se acercase a ver esta propuesta de Thrash frenético y cachondo dominada por su cantante, Iván Lara, que consiguió sacar del sopor al público con sus continuos brincos y aspavientos.

Reaktion - Begoña Tejada Márquez

Reaktion – Begoña Tejada Márquez

Pese al poco tiempo disponible pudieron tocar una nutrida selección de su disco, “Blackmailed Existence”, el cual pareció agradar al público portugués por cómo despidió a los barceloneses entre aplausos.

Largo recorrido llevan los portugueses Attick Demons a sus espaldas y fruto de ello fueron bien recibidos al calor de la tarde de Vagos.

Attick Demons - Begoña Tejada Márquez

Attick Demons – Begoña Tejada Márquez

Aunque su Heavy Metal sea algo genérico, la voz de Artur Almeida conseguía imprimir ese toque especial que consigue que todos los fans de este estilo pudiéramos gozar de una buena actuación.

“City Of Golden Gates” me gustó especialmente, con toda la banda trabajando como una máquina bien engrasada y demostrando porqué consiguieron abordar incluso tierras niponas.

Ante un vistoso telón y cambiando del barrio del Heavy al del más puro Stoner, Miss Lava bajaron un poco las revoluciones y nos permitieron reservar fuerzas para lo que estaba por venir todavía.

Miss Lava - Begoña Tejada Márquez

Miss Lava – Begoña Tejada Márquez

Eso no impidió que disfrutáramos de buenos cortes como “Black Unicorn” de su reciente EP “Dominant Rush”.

Pese a que la gente estaba a medio gas y Johnny Lee, su vocalista, lo sabía, la gente respondió positivamente a la propuesta de los lisboetas.

BOOOOOOOOM. Como un trueno sonaban los estadounidenses Chelsea Grin cada vez que su bajista David Flinn aporreaba el bordón de su instrumento.

Chelsea Grin - Begoña Tejada Márquez

Chelsea Grin – Begoña Tejada Márquez

Mucha juventud haciendo lo que tanto gusta por estas tierras: crowdsurfing y muchos pits en una actuación por otro lado tan parecida a la de todo este tipo de bandas.

“Clickbait” o “Skin Deep” fueron algunos de los temas con los que los americanos levantaron los ánimos y al menos abrieron boca para lo que, al menos para mí, era una de las dos bandas ganadoras de este último día de festival.

Havok comenzaron con un Thrash de corte clásico, rápido y con ideario revolucionario.

Havok - Begoña Tejada Márquez

Havok – Begoña Tejada Márquez

Los años sin embargo, les han hecho madurar; ahora nos transmiten ese mismo ideario pero de una forma mucho más técnica, más dura y desde cualquier ángulo, mejor.

Lo tenían todo ganado de antemano y aún así disfrutamos de un gran recital al ritmo de “Ingsoc”, “Give me liberty … or give me death” o “Prepare For Attack” mientras nos instaban a dejar el mundo mejor de lo que lo hemos encontrado.

Havok - Begoña Tejada Márquez

Havok – Begoña Tejada Márquez

Digno de mencionar el dueto formado por Reece Scruggs a la guitarra solista y Nick Schendzielos, el cual recorría su bajo a la velocidad del rayo en un concierto en el que no pude dejar de acordarme de la actuación que dieron sus compatriotas un año antes en este mismo lugar.

Enormes Havok.

Whitechapel eran junto a Hammerfall, los platos fuertes del día y eso se notó en la afluencia de público, muy jóvenes todos, que se acercaba a verlos.

De nuevo, el Metalcore sonaba en Vagos Metal Fest y de nuevo no conseguí dejar de pensar que la base que forma este estilo es demasiado similar como para que tantísimos grupos consigan alcanzar ese punto de diferencia que les haga destacar.

Whitechapel - Begoña Tejada Márquez

Whitechapel – Begoña Tejada Márquez

Poco parecía importar eso a público y banda, los cuales se dejaban la piel tanto abajo como arriba del escenario entre una nube de polvo contínua.

“I, Dementia” hizo que la gente hiciera crowdsurfing como si el festival acabase de empezar y “Our Endless War” hizo honor a su nombre, ya que se formó una batalla campal que duró hasta el final de su actuación.

A la carrera tras un pequeño problema de organización que mezcló una rueda de prensa sobre el presente y futuro del festival con el adelanto de los suecos, nos dirigimos a ver a los de Joacim Cans en un concierto plagado de grandes éxitos que consiguió hacer aflorar las pocas fuerzas de los que todavía deseábamos asistir a la última representación de Power Metal de la noche.

Si los Havok fueron una de las bandas ganadoras de este día, Hammerfall fueron la otra.

Hammerfall - Begoña Tejada Márquez

Hammerfall – Begoña Tejada Márquez

Abrían con “Hector’s Hymn” y ya nos desgañitábamos con sus épicos coros y acompañábamos a Joacim Cans, con barba y un estado de forma física y vocal envidiables.

No hubo mucho cuartel y los suecos descargaban su martillo en forma de éxitos como “Blood Bound”, “Renegade” y “Let The Hammer Fall”, con lanzamiento de guitarra-martillo incluida.

Con las fuerzas al límite y sacando las fuerzas de donde no las había, todos cantamos el “Hearts On Fire” mientras Joacim Cans mostraba su felicidad y su agradecimiento por compartir esa noche con ellos.

Magnífico recital de una de las míticas bandas del Power Metal mundial.

Con Gorguts la desbandada fue general, pero todavía habíamos algunos que queríamos ver lo que esta banda de Death técnico nos traía para la penúltima actuación del festival.

Gorguts - Begoña Tejada Márquez

Gorguts – Begoña Tejada Márquez

Luc Lemay es una bestia en su instrumento y pese a ser algo distante, poco importaba si nos trae temazos como “Obscura” o “Le Toit du Monde”, los cuales consiguieron aún ambientar a los que queríamos sacar todo el jugo de la fresca noche de Vagos.

Una actuación para los más sibaritas de este género que disfrutamos mientras agotábamos las fuerzas que nos quedaban para recibir a los últimos de la noche y del festival.

Con los lentos y pesados rasgueos de las guitarras de Cough y la desgarradora voz de Parker Chandler nos despedíamos de Vagos Metal Fest al son de “Possession” ya que al día siguiente nos esperaba un largo camino de vuelta y el cierre de los americanos, con su Sludge/Doom se nos hacía cuesta arriba tras tantas horas y bandas a nuestras espaldas.

En general, una edición para recordar y de la que nos llevamos un más que buen sabor de boca, aderezado además por lo asequible de su bebida y comida.

No nos queda más que agradecer a toda la organización del Vagos Metal Fest su excelente gestión y continua atención y ayuda, lo cual hizo que disfrutáramos como enanos de tres noches de puro metal.

  • Texto: Daniel Gutiérrez Saavedra
  • Fotos: Begoña Tejada Márquez