Otro año más escapamos del terrible calor del sur de España para dirigirnos a uno de los festivales peninsulares más interesantes de los últimos años. Si ya el año pasado el Vagos Metal Fest contó con un excelente cartel con bandas incipientes y bandas más que consagradas, este año ha sido todo más.

Más días, más grupos, más servicios, más comida, más comodidades y, en general, más calidad en todos los aspectos.

Da gusto ya no sólo no estar todo el día a punto de la extenuación por el calor gracias a las estupendas temperaturas de la localidad de Vagos sino que además tampoco tuvimos que “disfrutar” de las apreturas de muchos de nuestros festivales patrios, ya que había espacio de sobra pese a que la afluencia fue más que satisfactoria, unos 18.000 asistentes en los tres días que duró la fiesta según las fuentes oficiales; yo sería más conservador y diría que acariciamos los 15.000 asistentes.

Como cosas a mejorar, nombraría la gran escasez de puestos de merchandising (apenas dos puestos de ropa y uno de CDs) y el ligero descontrol que hubo en la zona de servicios en los que el primer día había un guardia de seguridad controlando el acceso a la zona de mujeres y desapareció el resto de días, imagino que porque era necesario en la zona del foso.

Y es que los portugueses están locos, y lo digo con todo el cariño. Crowdsurfing, pogos, walls of death y mucha fiesta vivimos durante tres días con los grupos que vamos a ver a continuación.

DÍA 1:

Los portugueses Tales For The Unspoken fueron los encargados de abrir un festival en el que se veían ya las ganas que había de comenzarlo, pues había una nutrida horda deseando darlo todo con temas como “Say My Name” o “Possesed”.

Recibieron mucho cariño por parte del público en una apertura de festival más que aceptable.

Los alemanes And Then She Came, liderados por la coreana Ji-In Cho pisaban Portugal por primera vez con su apuesta de Rock/Electro, herencia de los antiguos Krypteria.

Quizá su atrevido estilo no era el más adecuado en el marco del evento, pero eso no impidió que su cantante no parase de azuzar al personal, derrochando simpatía y saber estar en el escenario.

Desde el underground portugués llegaban Revolution Within para formar los primeros circle pits. Por desgracia también fueron los primeros en “gozar” de los problemas técnicos, los cuales no empañaron una gran actuación llena de actitud, polvo y fuerza. Para culminar la fiesta Marco Fresco de Tales for the Unspoken se subió al escenario de nuevo para el tema “Pull The Trigger”.

Videojuegos, zombis, cachondeo y thrash metal. Esta es la fórmula de los irlandeses Gama Bomb, que salieron para desprender nuestras retinas con trajes amarillo chillón y destruir nuestros tímpanos con una descarga que deja claro porqué están disfrutando de una más que merecida fama.

Gama Bomb

Gama Bomb – Begoña Tejada Márquez

Entre broma y broma escuchamos trallazos como “Mussolini Mosh”, “OCP” y “Terrorscope”, con la cual cerraron una actuación sencilla, efectiva y que dejó al público exhausto tras continuos circle pits, mosh y walls of love, como bautizó Philly Byrne al popular wall of death.

Aún recuerdo cuando en el año 2000 unos más que verdes Rhapsody estaban girando con Stratovarius. Samplers, triggers, poca sincronización y pocas tablas parecía que abocaban al fracaso a la banda italiana. Nada más lejos.

Rhapsody - Begoña Tejada Márquez (1)

Rhapsody – Begoña Tejada Márquez

Pese al mal horario y la responsabilidad de tocar antes de los cabezas de cartel, esta reunión de Fabio Lione y Luca Turilli que además coincide con el vigésimo aniversario de su disco “Symphony Of Enchanted Lands” demostró que una gran banda no se rinde nunca y que las críticas sólo les hacen mejorar.

Con el recinto abarrotado, escuchábamos el “Epicus Furor” que daba pie al primer trallazo de la tarde: “Emerald Sword”Fabio está en un estado vocal magnífico y lo demostró firmando una actuación perfecta pese a lo exigente de muchos de sus temas.

En cuanto al gran ausente, Alex Staropoli, fue sustituido por sonidos pregrabados. Como soy una persona positiva, entiendo que prefirieron usar samples en vez de buscar un sustituto que sólo haría empañar una despedida de una de las bandas que más han aportado al mundo del Power Metal.

Rhapsody – Begoña Tejada Márquez

Como nota negativa, mencionar lo escueto de la actuación, que no permitió tocar el “Symphony of Enchanted Lands” en su totalidad, pero que nos dejó un gran sabor de boca con maravillas como “Beyond the Gates of Infinity” o “Land of Immortals”Gracias Rhapsody por todo lo que nos habéis dejado.

Con la noche cayendo recibíamos con muchas ganas a los suecos de Michael Amott. Arch Enemy abrían con “The World is Yours” y ya dejaron claro que son una apisonadora en directo, dominando el escenario y con el público dándolo todo desde el minuto cero.

A Alissa se la ve extremadamente cómoda y lo demostró desgarrando nuestros tímpanos y haciéndonos olvidar que otro día otra frontwoman nos deslumbró con su estilo vocal.

Jeff y Michael son técnicamente envidiables. Una máquina perfectamente engrasada que deja claro porqué son una de las bandas más importantes y con más seguidores del momento. Seguidores muy jóvenes, por cierto, que se destrozaban las cervicales con temas como “War Eternal”, “We Will Rise” o “Under Black Flags We March”.

Arch Enemy - Begoña Tejada Márquez

Arch Enemy – Begoña Tejada Márquez

Todo era perfecto, tan perfecto que incluso parecía que era todo algo artificial, como si faltase algo de calor humano y cercanía. También hicieron algunas alusiones al próximo DVD, motivo por el que, quizá, las pantallas se mantuvieron apagadas durante la actuación.

En resumen, los cabezas de cartel del día, y casi del festival, no decepcionaron a nadie. Saben lo que hacen y callan cualquier voz que ose cuestionar su actual fama.

Creía que habría una espantada tras la descarga de los suecos, pero nada más lejos. Sus vecinos fineses Wintersun están ahora mismo en una cuesta hacia arriba y tenían ganas de demostrarlo.

Algunos problemas de sonido y samples, muchos samples, quizá empañaron un poco la actuación, pero la gente tenía muchas ganas todavía de fiesta y de disfrutar por fin en directo de los de Jari Mäenpää.

Wintersun - Begoña Tejada Márquez

Wintersun – Begoña Tejada Márquez

No entiendo muy bien porqué este reniego a usar teclados en una banda cuyo fondo musical los necesita en tanta medida. Melodías épicas en “Starchild”, garra en “Winter Madness” y oscuras melodías de su última obra con “Awaken From The Dark Slumber” firmaban una actuación algo irregular pero muy disfrutable.

Para no faltar a la verdad, no esperaba gran cosa de la actuación de Therion esa noche. Para mi gusto, venía de ver conciertos sosos y demasiado pausados que no me terminaban de llenar. Cuánto me alegro de haberme equivocado tanto.

Therion - Begoña Tejada Márquez (5)

Therion – Begoña Tejada Márquez

Therion nos regalo un concierto digno de recopilatorio, con todos los trallazos de ayer y de hoy: “Wine of Aluqah”, “The Rise of Sodom and Gomorrah”, con la que abrían y la siempre presente “To Mega Therion” llenaban la noche de fuerza, elegancia y ópera a partes iguales.

Sin florituras en el escenario, sin grandes adornos, consiguieron que la gente, que ya estaba exhausta después de todo el día, gozara de principio a fin de una gran actuación.

Therion - Begoña Tejada Márquez (5)

Therion – Begoña Tejada Márquez

Quizá una banda de Grindcore no es lo más adecuado para cerrar el primer día de un festival con tantas bandas, y eso se notó en el público.

Pero los portugueses Grunt son duros, muy duros y todavía pudimos ver algún mosh pit gracias a los locales. Envueltos en lycra y cuero, descargaron su pornogrind, chica semidesnuda incluida, sobre los pocos valientes que aguantaban la fresca noche de Vagos.

Muy cansados tras todo el día viajando y banda tras banda, decidimos retirarnos antes de que terminasen ya que aún quedaba mucha tela por cortar.

  • Texto: Daniel Gutiérrez Saavedra
  • Fotos: Begoña Tejada Márquez