Encaramos el último mes de 2017 y, ¿Qué mejor manera de hacerlo que asistiendo a uno de los conciertos del año en Sevilla? Os contamos el show de Lacuna Coil, Cellar Darling y Sinheresy.

El domingo 3 de diciembre, a unos días del tradicional puente de la Constitución, llegaba a Sevilla la gira de Lacuna Coil junto a los suizos Cellar Darling y los italianos Sinheresy. Personalmente esperaba bastante menos gente de la que finalmente asistió a la sala Custom, que registró una asistencia bastante generosa, entre unas 400 y 500 personas.

Sinheresy - Alex Márquez Photo

Sinheresy – Alex Márquez Photo

Las puertas se abrían a las 7 de la tarde y acto seguido, tan solo 15 minutos después estaba programado el concierto de la primera banda de la noche. Ya dentro de la sala pudimos ver el extenso puesto de merchandising, que además tenia una oferta muy jugosa (y limitada a los primeros 50 clientes). Por la compra de algún articulo del puesto recibías algo parecido a un billete dorado (en papel) que, como si de Charlie en la fabrica de chocolate se tratase, te permitía tener un Meet & Greet con la banda al finalizar el concierto, por lo que el “hype” de los agraciados era ya altísimo incluso antes de dar comienzo la velada.

Sinheresy - Alex Márquez Photo

Sinheresy – Alex Márquez Photo

Desde Trieste y con dos discos y un EP saltaban al escenario Sinheresy, una formación con estructura similar a la de Lacuna Coil, por aquello de los dos vocalistas -un chico y una chica- aunque sin voces guturales. Debido al tamaño del montaje de los cabezas de cartel el de los dos teloneros era casi simbólico, tan solo unos rollups en los laterales y unas luces bastante mejorables.

El setlist de Sinheresy giró en torno a su último trabajo, “Domino” del que sonaron temas como “Believe”, el propio “Domino” o “My Only Faith” y tan solo una de su anterior disco, la que le da nombre, “Paint The World”. El dueto Cecilia Petrini / Stefano Sain convence aunque realmente no aporta nada nuevo al panorama. Tras calentar en parte al público la banda se despedía y se bajaba del escenario.

Cellar Darling - Alex Márquez Photo

Cellar Darling – Alex Márquez Photo

Los siguientes en actuar eran los “recién nacidos” Cellar Darling, que provienen de una escisión de la banda suiza Eluveitie y que cuenta con tres de sus anteriores miembros. La formación está encabezada por Anna Murphy, voz y hurdy-gurdy (zanfoña), Ivo Henzi a la guitarra y Merlin Sutter a la batería. Su estilo se encaja en lo que han venido a denominar New Wave of Folk Metal y es que el trío, cuarteto en aquella ocasión dado que llevaban un bajista de apoyo, sigue en algunas ocasiones la estela de su banda original pero con un estilo más personalizado, más suyo y menos extremo.

Cellar Darling - Alex Márquez Photo

Cellar Darling – Alex Márquez Photo

Venían a presentar su primer y único trabajo hasta el momento, “This Is The Sound”, del que extrajeron los nueve cortes del setlist que presentó la banda aquella noche, que no nos dejó ningún tema que no fuera suyo. La audiencia recibió bien a los suizos, algo que se notaba en las caras de los que estaban en el escenario. Empezaban la descarga con “Black Moon” seguida de “Hullaballoo”, ambas con un estribillo potente en el que Murphy hace alarde de voz. Más adelante agradecía el calor del público sevillano a una banda totalmente nueva y nos invitaba a cantar el estribillo de “Avalanche”, sencillo y pegadizo.

Cellar Darling - Alex Márquez Photo

Cellar Darling – Alex Márquez Photo

El show se cerraba con “Starcrusher”, “Challenge” y “Fire, Wind & Earth”, con una ovación generalizada y muchas ganas de volver a verles. Una banda solvente, no solo porque llevan en el negocio desde que eran unos niños, con un buen disco debut que no debes perderte si tienes oportunidad.

Llegaba el gran momento, se despejaba el escenario y se iba completando el aparatoso montaje que Lacuna Coil había preparado para esta ocasión. Una estructura metálica curva con algunas luces encima bordeaba los límites del escenario y servía para colgar unas telas con dibujos simulando una habitación acolchada de algún sanatorio mental de esos que son poco recomendables y que salen en las pelis de miedo.

Lacuna Coil - Alex Márquez Photo

Lacuna Coil – Alex Márquez Photo

Lacuna Coil llegaba a Sevilla para presentar de nuevo en Andalucía su último trabajo “Delirium”, noveno disco de la banda (ya habían hecho lo propio en Granada en 2016 en estas mismas fechas).

Con una formación ya bastante solida, pues Marco Coti Zelati, Andrea Ferro y Cristina Scabbia no han dejado la banda desde sus inicios a finales de los 90, se presentaban en la capital hispalense con Diego Cavalotti a las seis cuerdas como nuevo fichaje para esta última gira y Ryan Folden a la batería, en la banda desde “Broken Crown Halo”, constituyendo ambos la sección más joven de Lacuna Coil.

Lacuna Coil - Alex Márquez Photo

Lacuna Coil – Alex Márquez Photo

El setlist giró en torno a este último lanzamiento aunque en los 17 temas que la banda nos ofreció pudimos disfrutar de un repaso bastante amplio a su discografía. El primero en salir a escena fue Ryan Folden que, subido a su batería saludaba a la audiencia. Acto seguido Marco y Diego tomaban sus posiciones dentro de su papel, haciéndole gestos a la gente y con unos focos enfocando directamente a su cara desde abajo, algo que resaltaba el maquillaje que ambos lucían. Sonaban las primeras notas del “Ultima Ratio” y salían a escena a Cristina Scabbia y Andrea Ferro, las dos voces de la banda ante el alboroto de la abarrotada sala, derrochando fuerza y actitud.

Lacuna Coil - Alex Márquez Photo

Lacuna Coil – Alex Márquez Photo

Ambos son grandes vocalistas y cabeceras de la banda, pero hay que reconocer que la fuerza y la rabia que le imprime Scabbia al show deja a Ferro un poco en un segundo plano. Sonaron siete temas de “Delirium” tales como “Blood, Tears, Dust”, “Delirium” o “Ghost in the Mist”. Para presentar “Downfall” Cristina dedicaba el tema a aquellas personas que ya no están físicamente pero que siguen con nosotros en espíritu.

La elección de temas de anteriores discos fue muy cuidada, con no más de uno o dos temas de cada uno. Bien temprano sonaba “Spellbound”, del polémico álbum “Shallow Life” en el que he de admitir que yo perdí un poco el interés por la banda, pero que sonó atronador en Sevilla. “Die & Rise” y “Nothing Stands In Our Way” fueron los representantes de “Black Crown Halo”, la anterior entrega de los italianos, temas bastante conocidos ya por el público y que fueron muy bien recibidos.

Lacuna Coil - Alex Márquez Photo

Lacuna Coil – Alex Márquez Photo

No faltaron tampoco temas como “Swamped” de “Comalies” o “Our Truth” de “Karmacode”, disco en el que también está la conocida versión de “Enjoy The Silence” de Depeche Mode que interpretaron magistralmente y que fue coreada letra por letra por el respetable.

Tras “Nothing Stands In Our Way” la banda se bajaba del escenario unos minutos para dar paso a la tanda de bises. En esta ocasión y dadas las fechas tan señaladas que se aproximan, quisieron tocar en directo “Naughty Christmas”, lanzado individualmente hace ahora un año. Para ello aparecían en el escenario un muñeco de nieve y un árbol de navidad hinchables y en el transcurso de la canción unos cañones disparaban nieve a las primeras filas, sin duda algo que no se esperaba y que maravilló al público.

Lacuna Coil - Alex Márquez Photo

Lacuna Coil – Alex Márquez Photo

Cerraban la descarga el archiconocido “Heaven’s A Lie” de uno de los discos clave de la banda, “Comalies”, seguido de “The House of Shame” de “Delirium”. Un gran show, una victoria absoluta de los italianos en Sevilla que están en un estado de forma inmejorable y probablemente uno de los mejores conciertos que ha vivido la capital andaluza en este 2017.