En mi trabajo de diario, es complicado pedir días libres en fin de semana. Aún más complicado es coger vacaciones en épocas navideñas, cosas de la hostelería. Por eso mismo no iba a poder ir a Madrid el próximo día 9 de diciembre.

Ante esta situación, nos planteamos ir a ver el Pumpkins United a alguna otra parte del mundo: Argentina (sacrificando festivales y vacaciones ya preparadas), Reino Unido, Eslovaquia, Italia… Nuestras miradas se cruzaron, hicimos cuentas rápidamente y los números nos permitieron empezar a planear esta última semana.

Después del típico turisteo por varias ciudades italianas, llegó el 18 de noviembre por la mañana. Los italianos llevan un estilo de vida unas dos horas más adelantados a lo que acostumbramos en España. Por eso, nos despertamos a las siete y tras un desayuno contundente nos plantamos ante el imponente Mediolanum Forum de Milán.

Helloween Pumpkins United - Francesco Prandoni

Helloween Pumpkins United – Francesco Prandoni

Para nuestra sorpresa, unas 25 personas (que luego se transformaron en unas 50, lamentablemente) ya estaban dispuestos a no perder su sitio en esta histórica gira. Y así empezamos la espera de diez horas que teníamos por delante.

Pasado el calor, frío, calor y los momentos tensos con la seguridad de la sala (policías con metralletas en mano abriendo mochilas, cuidando de nuestra seguridad en todo momento) pasamos a esperar dentro.

Todo estaba listo para disfrutar una noche mágica.

“Let Me Entretain You” de Robin Williams ponía el puntapié de honor para encender al público italiano (y algún extranjero infiltrado) que vibró al sentir los acordes iniciales de “Halloween”. Sin lugar a duda, no se han dejado detalle al azar y la compenetración en los movimientos de Andi y Michi es sensacional, lo nuevo y lo clásico juntos, por fin, “united they are”.

El dueto de cantantes siguió adelante con la visita del “Dr. Stein”, para dejar paso a los nuevos amigos de esta gira: Seth y Doc. Este par de personajillos ideados por los autores del Hellbook, Carlos Vicente León y David López Gómez se encargarían de ser nuestros anfitriones mostrándonos a cada integrante de esta reunión y destacando sus mejores “cualidades”.

Helloween Pumpkins United - Francesco Prandoni

Helloween Pumpkins United – Francesco Prandoni

Y para cualidad, la capacidad vocal intacta de Kiske a las notas con “I’m Alive”, canción con la que prosiguió la noche, antes de su primer descanso para dar paso a Deris para deleitarnos con “If I Could Fly” y hacernos sentir realmente heavy metal con “Are You Metal”. Deris es el presente de esta banda y eso no se lo quitara nadie y está dispuesto a demostrarlo.

Si nos vamos al fin de la época dorada, caemos en el año 1991. Ahí, mis calabazas preferidas compusieron “Pink Bubbles Go Ape”, y dentro de él la entretenida “Kids of the Century”. Una muestra más de que los años no pasan para la voz del señor Michael Kiske.

Si bien nuestros Seth y Doc se encargaban de presentar a Michi antes de esta canción, le llegó el turno a Andi para dejar las cosas claras con “Waiting For The Thunder”. La compenetración en un proyecto llega con la sincronización de movimientos, y los tres guitarristas presentes daban una fiel prueba de ello. Kai, Weiki y Sascha hacían sentir las tres guitarras como una sola y el público, extasiado.

Sin darnos cuenta, una hora de show había pasado y fue el turno de sacar a la luz viejas riñas: La canción “Perfect Gentleman” sirvió para dejarnos ver que todos los rumores de dedicatorias ocultas por parte de la banda hacia Kiske en los años 90 quedaron atrás. La manera de mirarse entre Michael y Michael dejaba notar cómo el pasado ha quedado atrás y vuelve a sentirse la magia en el escenario para este tour.

Helloween Pumpkins United - Francesco Prandoni

Helloween Pumpkins United – Francesco Prandoni

Tras un pequeño momento de tranquilidad y un breve juego de los cantantes con el público por ver quién era más perfecto de ellos llegaron la velocidad y oscuridad al escenario. Kai Hansen tomó el mando y, flanqueado por las cuatro cuerdas de Markus y las seis de Weikath dejó claro que él también está en plena forma. “Starlight”, “Ride The Sky”, “Judas” y “Heavy Metal Is The Law” pusieron a las 7000 personas congregadas en Milán de cabeza. El verdadero speed metal no ha muerto en Italia y anoche quedo más que claro. Los solos a tres guitarras, más un desempeño notable de Dani Loble detrás de la batería fueron clara muestra de ello.

Luego del huracán, llego la calma. Dos butacas en la parte frontal del escenario para que Kiske y Deris nos trajeran al año 1996. La suave guitarra de Sascha acompañándolos en “Forever And One” y “A Tale That Wasn’t Right” calmaron a la sala, que no paró de corear una sola silaba. Un momento que quedó plasmado en alguna lágrima por parte de quien esto escribe.

¿Cómo poder subir el ánimo luego de sentir la que es quizás la canción más sentimental que nos ha dejado Michael Weikath? Con un subidón de energía de parte de Deris con “I Can”.

Helloween Pumpkins United - Francesco Prandoni

Helloween Pumpkins United – Francesco Prandoni

La noche fue una constante montaña rusa de emociones. Llegó el momento del solo de batería. Hace unos meses, Dani Loble dijo que el alma del que fuera primer batería de Helloween, Ingo Schwichtenberg estaría en cada nota que él tocase esta gira. Y vaya si lo estuvo. La pantalla gigante situada detrás de él, nos llevó a la época dorada de las calabazas, y junto a ello grabaciones inéditas de un solo de Ingo. Solo reproducido en simultáneo por Dani como si de un duelo se tratase, para acabar compenetrándose en un solo doble. La inscripción “In memory of Ingo” llevo a una emocionada sala a corear el nombre del inmortal batería.

Michael Kiske volvió a las tablas del Mediolarum Forum para llevarnos hasta 1993 con su “Living Ain’t No Crime” y la mítica “A Little Time”. Poco importó que Andi apareciese en escena para acompañar a Michi en “Why?”, ya que juntos siguieron repasando cedés de la banda con “Sole Survivor” (1995), “Power” (1996) y “How Many Tears” (1984), con Kai Hansen acompañando las voces y poniendo el broche a lo que fue la primera despedida de la noche.

Pasados unos minutos en los cuales el personal de seguridad repartió agua entre las primeras filas del público, el sonido de un águila empezó a sonar en la sala. “Eagle Fly Free” llegó entre una explosión de energía y alegría, donde Kiske empezó a notarse cansado y costando llegar a las notas más altas. Sin defenderlo ni criticarlo, esto no es como Avantasia, que canta dos canciones y ya. Habrá que ver cómo vuelve al ruedo con estos shows de tres horas. Los años pasan igual para todos y el haber estado fuera de la escena musical puede haberle jugado una mala pasada.

Helloween Pumpkins United - Francesco Prandoni

Helloween Pumpkins United – Francesco Prandoni

El escenario quedó a oscuras y una luz se encendió sobre Sascha, que empezó a tocar los acordes del guardián más famoso de la historia del power metal: “Keeper Of The Seven Keys” dejó claro que estos unidos Helloween vuelven a estar en plena forma. Nuevamente solos a tres guitarras, dúos de los cantantes, un Markus ejerciendo de saltimbanqui entre los músicos, e incluso un Hansen ejecutando sus acordes junto a Dani Loble. La fiesta estaba servida. Los integrantes del grupo fueron presentados por Kai Hansen de uno en uno para retirarse del escenario, en el cual quedo un solitario Gerstner animando al público a corear los acordes mientras todo volvía a la calma.

La calma antecede al huracán. Y entrados ya en la recta final, Seth y Doc se despidieron a su manera del escenario, para dejar paso a un Kai Hansen que empezó con los típicos acordes que preceden a “Future World”. El público estaba entregado, la banda en su salsa, Deris, Hansen y Kiske nos hacían vibrar a la vez que emocionar. Sin dejar un segundo de respiro, “I Want Out” entró en la sala para desatar la locura de los tifossi italianos. Jóvenes, mayores, todos juntos coreando la que fue la guinda del pastel vivido en Milán. Una lluvia de papeles y globos con caras de calabaza dejaron al público encantado y aplaudiendo sin parar. Una fiesta que no podía haber terminado de mejor manera.

Helloween Pumpkins United - Francesco Prandoni

Helloween Pumpkins United – Francesco Prandoni

Para el gusto general, ha sido un show excelente. Desde la puesta en escena hasta las canciones. Si hace años la crítica dio por muerta a la banda con su disco “Unarmed”, con esta reunión dejaron claro porqué siguen en primera línea de los más importantes festivales europeos.

Para mí, hay un par de cosas que quedaron en evidencia: Kiske, mal que me pese, no está en forma para volver a ser un frontman. Deris ha pasado a ser el centro de Helloween, quien dirige a la banda y cómo lleva el show dentro. Espero equivocarme, que el estado de Kiske vuelva a ser optimo y que los fallos de anoche sean solo una resaca de su enfermedad reciente.

Nunca llueve a gusto de todos y la vida es una sola: hay que disfrutar esta reunión cuanto tiempo se pueda, porque cosas así no pasan dos veces en la vida.

Imágenes cortesía de Francesco Prandoni.

Setlist:

  1. Halloween (Kiske – Deris)
  2. Dr. Stein (Kiske – Deris)
  3. I’m Alive (Kiske)
  4. If I Could Fly (Deris)
  5. Are You Metal? (Deris)
  6. Kids Of The Century (Kiske)
  7. Waiting For The Thunder (Deris)
  8. Perfect Gentleman (Kiske – Deris)
  9. Kai Medley: Starlight/Ride The Sky/Judas/Heavy Metal (Is The Law)
  10. Forever And One (Neverland) (Kiske – Deris)
  11. A Tale That Wasn’t Right (Kiske – Deris)
  12. I Can (Deris)
  13. Drum Solo (Ingo – Dani – Duo)
  14. Livin’ Ain’t No Crime/A Little Time (Kiske)
  15. Why? (Kiske – Deris)
  16. Sole Survivor (Deris)
  17. Power (Deris)
  18. How Many Tears (Kiske, Deris – Hansen)
  19. Invitation
  20. Eagle Fly Free (Kiske)
  21. Keeper Of The Seven Keys (Kiske – Deris)
  22. Future World (Kiske)
  23. I Want Out (Kiske – Deris)