El pasado día 2 de octubre asistíamos a una cita importante en la ciudad de Sevilla, nada menos que el final de una gira cuanto menos interesante, compuesta por dos bandas: Angra desde Brasil y Alquimia, producto nacional.

Minutos antes de la apertura de puertas ya había cola en la puerta de la sala Custom para lo que prometía ser uno de los eventos de este otoño en Sevilla. A las 19:45 comenzábamos a acceder a la sala y pasadas las ocho de la tarde saltaba al escenario la primera banda de la noche, Alquimia.

Habíamos visto a Rionda y sus chicos el pasado mes de abril en solitario en la sala Fanatic y volvíamos a verlos pero en este caso con más amplitud y en mejores condiciones. Abrieron la noche con “Espiritual” y “Dama Oscura”, temas potentes, con estribillos pegadizos, perfectos para levantar los ánimos de la asistencia.

Alquimia - Alex Márquez Photo

Alquimia – Alex Márquez Photo

Tras una pausa para para saludar, Isra cantaba con el público un estribillo que no era desconocido para ninguno de los asistentes y que servía de presentación para el siguiente tema. Hablamos de “Xana”, archiconocida canción de Avalanch de su disco “El Ángel Caído”, un álbum icónico del power metal español que tiene ya 15 años. Sonaron también otras versiones de la banda madre de Alberto Rionda, como “Delirios de Grandeza”, “Santa Bárbara” o la coreada “Torquemada”

“La Flor en el Hielo” y “Sol Negro”, ambos temas muy del estilo Avalanch, hicieron las delicias del público sevillano, sin olvidarnos de “Vulnerable”, uno de los cortes más emotivos de su último trabajo.

La primera sorpresa de la noche vendría en el tema “Divina Providencia”, en medio del cual Isra llamaba al escenario a Fabio Lione y Rafael Bittencourt, que les acompañaban interpretando la última parte de la canción.

Alquimia - Alex Márquez Photo

Alquimia – Alex Márquez Photo

El concierto llegaba a su final con “Almas Unidas”, algo habitual en la banda. Un concierto que nos dejaba un buen sabor de boca y a los asistentes con el ánimo por las nubes.

Llegaba el turno de los cabezas de cartel, los brasileños Angra, que venían a Sevilla a celebrar los 20 años de su disco talismán “Holy Land”. Presentaban una formación bastante cambiada desde entonces, teniendo en cuenta la reciente salida de Kiko Loureiro que se ha ido a Megadeth y que ha sido sustituido en Angra por Marcelo Barbosa, guitarrista de Almah -la banda de Edu Falaschi, el que fuera vocalista de Angra tras la marcha de Andre Matos-. De esta manera, queda Rafael Bittencourt como el único miembro fundador presente en la formación. Además la banda cuenta con Fabio Lione como vocalista, que recientemente ha abandonado Rhapsody of Fire. Sin duda había ganas de escuchar al nuevo line up.

angra

Angra – Alex Márquez Photo

Comenzaron el concierto con tres temas más modernos para ir calentando el ambiente: “Newborn Me” y “Final Light” de su último trabajo “Secret Garden”, que han grabado ya con Lione y “Waiting Silence” de su disco “Temple of Shadows” de 2004, interpretado además por Bittencourt que pondría voz a algún tema más a lo largo de la noche. Se dice en los mentideros que Rafael podría ser el nuevo vocalista de la banda, prescindiendo de Fabio, algo que en mi opinión seria un error garrafal porque aunque Bittencourt canta bien, no se acerca a la calidad vocal de Lione, Falaschi o Matos.

Angra - Alex Márquez Photo

Angra – Alex Márquez Photo

Tras eso Fabio Lione que, como nota curiosa estuvo hablando toda la noche en un extraña mezcla entre italiano, portugués y español, presentaba “Holy Land” y con ello su primer tema “Nothing To Say”, genialmente acogido entre el publico asistente, ávido de revivir épocas pasadas.

También sonaron muy limpias “Silence and Distance” o la powermetalera “Carolina IV” y sus cambios de ritmo, patrocinados en su mayoría por el combo entre Bruno Valverde, batería de la banda y Dede Reis, percusionista y músico folclórico brasileño que acompaña a la banda en esta gira.

Angra - Alex Márquez Photo

Angra – Alex Márquez Photo

Bittencourt se atrevía en esta ocasión con “Make Believe” que tiene un potente estribillo en el que supo estar a la altura, aunque insisto en que hubiera sido genial ver a Lione interpretar este archiconocido tema de la banda.

Holy Land encaraba su recta final con “Z.I.T.O.”, “Deep Blue” y “Lullaby for Lucifer” interpretado esta vez por Rafael Bittencourt que enlazaba este tema con un agradecimiento a la gente por venir y reflexionaba sobre los 25 años de Angra, tras lo cual llamaba al escenario a Alberto Rionda para interpretar juntos “Bleeding Heart” de su disco “Hunters And Prey”, interpretación magnifica de los dos guitarristas.

La recta final del show se encaraba con “Time” de “Angels Cry” y dando un salto al disco “Rebirth” del que interpretarían dos temas, el que le da titulo y el que cerraría por todo lo alto el espectáculo, “Nova Era” para el que Lione llamaba al escenario a Isra Ramos.

Final apoteósico para un domingo de power metal.