Ayer el medio TMZ desvelaba unos supuestos resultados de la autopsia de Chester Bennington que indicaban que el músico había consumido MDMA y alcohol antes de suicidarse.

Según este medio el cantante habría tenido un intento anterior de suicidio en noviembre de 2016, cuando habría intentado ahorcarse tirándose a la piscina de su casa. Pero no contentos con dar todos los detalles, el medio en cuestión ha publicado la autopsia al completo de Chester, y asegurado que las autoridades encontraron en el armario del músico medicación para el insomnio y botellas de cerveza.

Esta noticia ha sido desmentida por Mike Shinoda en su Twitter y ha provocado que el medio en cuestión haya tenido que rectificar su texto:

Según la autopsia y los informes de toxicología, obtnenidos por TMZ, la sangre del cantante de Linkin Park también ha dado “supuestamente positiva” para MDMA (éxtasis) … basado en un test. Dos tests consecuentes no detectaron la droga y la última conclusión fue que Chester no estaba bajo la influencia de drogas cuando murió.

Mike Shinoda:

Sólo aclarar esto: TMZ ha publicado erróneamente que Chester Bennington tenía MDMA en su sistema cuando murió. Esto es incorrecto, ellos han leído mal el informe. Desde entonces han corregido su noticia, como se puede ver abajo. Espero que otras publicaciones tengan la decencia de hacer lo mismo.

O sea, que el cantante solo había ingerido una pequeña cantidad del alcohol antes de su muerte.

Todo esto ha provocado que desde nuestro medio en cuestión nos hagamos algunas preguntas, después de haber leído lo escrito en TMZ y haber tenido acceso a los documentos que publican:

¿Es necesario publicar una autopsia con tal de tener audiencia? ¿Vale la pena hacer públicos detalles tan escabrosos, pertenecientes a la más estricta intimidad a cambio de unos cuantos clics?

Ante todo esto, Talinda, la viuda de Chester, inició el hashtag #FuckyouTMZ, con el que pedía respeto para ella y su familia (¿es necesario que unos niños conozcan los pormenores de la muerte de su padre de esta manera?)

¿Qué papel debemos de tener los medios en todo esto? ¿No tenemos acaso una responsabilidad en todo esto?

Hablar del suicidio no está mal, es importante acabar con los tabús, sobre todo cuando se trata de un problema de salud pública, pero ¿Cómo hay que hacerlo?

Existen muchísimas recomendaciones sobre cómo los medios de comunicación deben tratar el tema del suicidio pero nosotros creemos que sobre todo la responsabilidad, el respeto y la ética, además del sentido común deben prevalecer. Antes de escribir o publicar algo párate unos segundos y piensa: ¿Esta información o detalle es relevante? ¿Es realmente necesario para que se entienda la noticia? ¿Me gustaría que lo publicaran si se tratara de mí o de mi familia?

“Está demostrado que el riesgo de suicidios aumenta cuando la historia describe explícitamente el método del suicidio, utiliza titulares o imágenes dramáticas/gráficas, y los repetidos/extensos reportes sensacionalizan o glamorizan una muerte” (Reportingonsuicide.org)

Por todo ello, queremos con este texto hacer reflexionar a lectores y compañeros sobre la importancia de no difundir detalles innecesarios y de contribuir con nuestro trabajo a ayudar a las personas que se encuentran en una situación parecida a la que haya podido vivir Chester Bennington -o al menos a no empeorar su estado-, y que por desgracia cada día son más. Así lo intentamos siempre en MetalSound.es, donde somos conscientes de que la depresión es un trastorno que afecta a más de 300 millones en todo el mundo y que no puede ser tomado a la ligera. Es la principal causa mundial de discapacidad y contribuye de forma muy importante a la carga mundial general de morbilidad, según la OMS.

En cualquier caso, si conoces a alguien que muestre señales de aviso de suicidio o tú mismo te encuentras en esa situación:

Os recordamos que Linkin Park organizó un concierto el pasado 27 de octubre en Los Angeles bajo el nombre “Linkin Park and Friends Celebrate Life in Honor of Chester Bennington” en homenaje a Chester Bennington y que verá la luz en un álbum titulado “One More Light: Live” el 15 de diciembre (podéis ver el concierto completo a continuación):

En él interpretaron el tema “Looking for an Answer”, cuya letra trata el tema del suicidio y en concreto la pregunta que muchos de los familiares y amigos de las personas que nos dejan de esta manera se hacen: ¿Podría haber hecho más?