El pasado 31 de octubre se estrenaba por fin en los cines de España “Bohemian Rhapsody”, el biopic sobre Freddie Mercury y Queen. En MetalSound.es hemos ido a verla y te contamos nuestras impresiones.

Pese a nuestra inicial reticencia dadas algunas malas críticas que habíamos leído sobre el film -relacionadas principalmente con alteraciones en el orden de los hechos-, finalmente fuimos a ver la película y la verdad es que el balance fue bastante positivo.

“Bohemian Rhapsody” está dirigida por Bryan Singer (“X Men”, “Superman Returns”), aunque Dexter Fletcher tuvo que tomar las riendas casi al final de la misma debido a las ausencias en el rodaje del director.

cartel bohemian rhapsody

El film comienza con un joven Farrokh Bulsara que trabaja como mozo de equipajes en el aeropuerto de Heathrow y que vive con sus padres y su hermana. De familia parsi más bien conservadora, -un padre severo que no entiende el estilo de vida de su hijo-, estudia diseño gráfico -más tarde él mismo diseñaría el logotipo de Queen- y suele ir a ver actuaciones en club nocturnos.

freddie queen rami malek bohemian rhapsody

Gwilym Lee, Rami Malek y Ben Hardy como Brian May, Freddie Mercury y Roger Taylor

En una de esas el joven Mercury asiste al concierto de una banda local, Smile -que sería el germen de Queen- y aprovecha la salida de su cantante para ocupar su puesto. Con la llegada de John Deacon, que nunca llegó a militar en Smile aunque en la película sea así y ya bajo el nombre de Queen, la formación comienza a grabar con EMI el que sería su primer disco. A estas alturas de la película Farrokh Bulsara ya ha cambiado su nombre por el de Freddie Mercury y ha conocido a Mary Austin, con quien mantendría una relación toda su vida y quien sería su heredera mayoritaria para sorpresa de muchos. A ella le dedicaría una de las canciones que podemos escuchar en la película: “Love of My Life”.

Por aquella época Mercury iba siendo consciente de su compleja sexualidad -se siente atraído por hombres- pero ama a Mary Austin, a quien considera su esposa y a quién consideró siempre su mejor amiga.

freddie mercury mary austin bohemian rhapsody

Lucy Boynton interpreta a Mary Austin

Sin embargo “Bohemian Rhapsody” no es una película para aquellos que busquen el morbo o los trapos sucios ni de la banda ni del propio Mercury. Quizá de ahí le vengan algunas “malas” críticas que se han podido leer por ahí. Se puede ver en ella cómo se gestó la banda (con algunas licencias, ya que se trata de una película y no de un documental), cómo consiguieron que “Bohemian Rhapsody” se escuchara en la radio a pesar de su larga duración para la época y el éxito que tuvo y cómo Freddie revela a Mary Austin que cree que es bisexual.

No muestra la película mucho de la etapa en solitario de Freddie en Munich -salvo algunas imágenes de fiestas y demás junto a Paul Prenter, asistente personal de Mercury con quien se sugiere que tenía una relación-. Según el film, esta etapa en solitario sucede tras una oferta millonaria al cantante para que deje a la banda, con su respectiva pelea. Nada más lejos de la realidad. Lo que de verdad ocurrió fue que hacia finales de 1982 los cuatro miembros de la formación acordaron tomarse un respiro, algo que el vocalista aprovechó para viajar a Alemania y grabar dos álbumes en solitario: “Mr. Bad Guy” -CBS Records, 1985- y “Barcelona” -1988-, aunque realmente nunca dejaron de estar en contacto.

bohemian rhapsody 2

Queen durante su actuación en el Live Aid en la película Bohemian Rhapsody

En medio, la actuación en el Live Aid, que en la película muestran tras una supuesta reconciliación de los miembros de Queen tras de la etapa en solitario de Freddie Mercury. Este concierto tuvo lugar el 13 de julio de 1985, en el estadio de Wembley y ante 72.000 personas, emitiéndose en directo en muchos países del mundo y fue organizado por Bob Geldof para recaudar fondos para Somalia y Etiopía. En la película muestran cómo antes de los ensayos para esta actuación Freddie revela al resto de la banda que tiene SIDA, pese a que en la vida real él no conoció esta noticia hasta uno o dos años después. Algunos medios han criticado esto como otra manipulación de los guionistas -ya que utilizan la enfermedad del cantante como elemento de cohesión de la banda cuando sus miembros nunca dejaron de estar juntos- pero recalcamos que es muy difícil condensar toda una vida en 134 minutos.

La película termina con esta actuación, que supone el punto álgido de la misma y que se representa casi en su totalidad, suponiendo un disfrute para el espectador. Este concierto fue recreado en su totalidad y, aunque en la película no se puede ver completo, parece que sí se podrá disfrutar de la totalidad de las canciones en la versión extendida de la misma.

Una de las cosas que más nos han gustado del film ha sido la forma de hilvanar las historias personales del cantante con la música de la banda sonora. Así, podemos escuchar “Love of My Life” cuando narran su historia con Mary Austin o “Who Wants To Live Forever” cuando el músico se entera de que padece SIDA.

¿Lo mejor de la película? Sin duda la música. La banda sonora incluye 22 temas, cinco de ellos audios inéditos de la actuación de la banda en el Live Aid. Además, una de las cosas que nos preguntamos viendo la interpretación de Rami Malek es, ¿quién canta realmente los temas? Para grabar la película y que fuera más creíble, se mezclaron las voces de Freddie Mercury y Marc Martel (cantante canadiense conocido por el gran parecido de su voz con la de Mercury que hizo llorar a la mismísima Celine Dion al interpretar “Somebody To Love”), superponiendola encima de la de Rami Malek.

Las interpretaciones (desde aquí pedimos ya el Óscar para Rami Malek por su papel) tampoco se quedan atrás. Nos ha encantado ver al actor convertido en Mercury -aunque algunos critiquen que no tiene la misma altura o color de ojos-. El actor ha llevado a cabo un importante trabajo en cuanto a movimientos, gestos y forma de comportarse, ha tenido que aprender a hablar con prótesis dentales y han sido muchos los momentos en los que hemos visto a Freddie Mercury.

Sin duda y en cuanto al casting se refiere, el mayor parecido es el de Gwylim Lee, el actor que encarna a Brian May.

bohemian rhapsody 1

Nos hemos quedado con ganas de ver a David Bowie durante la grabación de “Under Pressure” (hubiese sido un puntazo) pero esta es sin duda una película digna, apta para todos los públicos y que sirve para iniciarse a aquellos que no conocen nada sobre Queen o sobre Freddie Mercury y sobre todo una película que emocionará a los amantes de la música de la banda.