Llegó la cita que muchos fans esperaban. Con las entradas a la venta hace más de un año, el esperar unas horas no era nada en comparación. Llegando a la sala Santana 27 sobre mediodía, un fan y servidor se sentó en la puerta a esperar que el lluvioso día se calmase. Impaciente, me aventuré a la parte trasera de la sala donde suelen aparcar los autobuses de las bandas. Un miembro de la misma me comunicó que no podía permanecer en dicho lugar y, apenado pero entendiendo el problema, volví al sitio que había dejado hacía no más de cinco minutos.

Pasaron las horas y hasta las 16:00 no empezaron la prueba de sonido. La gente que estaba esperando no superaba la veintena y esto no hacía presagiar una buena noche en cuanto al aforo. Llegando ya a las 18:00, empezaron a caer oleadas de personas, hasta hacer que fuera necesario poner una serie de vallas para organizar al público asistente a esta fecha tan señalada.

Sobre las 19:00 se abrieron las puertas y lentamente la gente pasaba el control de entradas y de seguridad, para ir llenando poco a poco la sala Santana. A las 20:00, puntuales, empezaron su show los israelíes de Orphaned Land. Nacidos en el seno del «polvorín» que es Oriente Medio, los israelíes nos venían a traer su mensaje de unión y paz a su manera. Su último trabajo «All Is One» busca la convivencia de las principales religiones del mundo, bajo la premisa: Todos somos uno al final, todos somos amor. Puede sonar cliché, pero es su misión hace ya mas de 20 años de carrera y con varios discos editados en el mercado. Todos bajo la premisa de fusionar la música metal que nos une, junto a innumerables arreglos árabes para así crear lo que últimamente recibe el nombre de Oriental Metal.

Kobi Farhi Orphaned Land

Kobi Farhi – Orphaned Land

Con una vestimenta sacada del antiguo testamento, el vocalista Kobi Farhi salió a escena dispuesto a trasladarnos a Oriente Medio. Con él, Chen Balbus a la guitarra, el bajista Uri Zelcha y el poderoso Matan Shmuely a la batería, se encargaron de calentar los motores durante los escasos 45 minutos de su show.

Kobi Farhi Orphaned Land (2)

Kobi Farhi – Orphaned Land

Empezando por «All is One«, de su último trabajo con el cual comparte nombre, los israelíes demostraron estar a la altura de un público que en un principio parecía incrédulo ante lo que tenía sobre el escenario. Con movimientos de brazos como si de una bailarina árabe se tratase, Kobi se permitió el placer de dejar fluir por su cuerpo las melodías que el resto de la banda emitía por sus instrumentos.

El show continuó con «Bhraka«, uniéndola con «The Kiss of Babylon«, para demostrarnos que el público vasco es también un gran intérprete de la lengua de Abraham. Farhi se permitió el enseñarnos el estribillo para así poder todos ayudarle, mientras los demás chicos no dejaban de sonreír ante la respuesta de la sala que ya rozaba la mitad de su capacidad.

Orphaned Land

Orphaned Land

Con «Birth of the Three» y «Olat Ha’tamid» la banda volvió a sus raíces musicales. Temas adornados por una guitarra rítmica que emulaba sonidos propiamente árabes, ante los cuales el vocalista se dejaba llevar, moviendo sus manos y pies cual bailarina del oriente. Toda una experiencia el ver como Kobi Farhi sentía los temas fluir por su cuerpo. Una sección del público estaba especialmente animada, haciendo que el momento de poner el micrófono hacia la audiencia fuese realmente especial para la banda.

Uri Zelcha Orphaned Land

Uri Zelcha – Orphaned Land

La jornada siguió sin prisa, pero sin pausa. Con el tema «In Thy Never Ending Way» llegó el punto de decir adiós. Una ovación obligó a seguir el show una canción más. La elegida fue «Norra el Norra«, precedida de un «¡nos vemos en el puesto de merch al finalizar el show, eskerrik asko Bilbao!» con el cual los israelíes se acabaron de ganar al público vasco. Seguramente, al acabar este tour se pueden hacer un sitio en la escena del metal europeo. Las bases están echadas, ahora solo queda afirmarlas.

45 minutos de puro rock extraído de quizás la zona más necesitada de él: Oriente Medio.

  1. All Is One
  2. The Simple Man 
  3. Barakah
  4. The Kiss of Babylon (The Sins)
  5. Birth of the Three (The Unification)
  6. Olat Ha’tamid
  7. Sapari
  8. In Thy Never Ending Way 
  9. Norra el Norra (Entering the Ark)

Pasaron los minutos y como siempre, la puntualidad alemana se hizo notar. 21:15 y las luces se apagaron, para dar inicio a la verdadera fiesta de la noche. Con la canción «The Ninth Wave» la sala Santana 27 explotó para recibir a los alemanes Blind Guardian. Con una clara separación de la nueva etapa y las raíces del grupo, plasmada en el escenario, se dejo ver que en Hansi Kürsch caía toda la responsabilidad de llevar adelante el show, ya que tanto André Olbrich como Marcus Siepen a las guitarras mantenían controladas sus respectivas partes del escenario. En un segundo plano, la reciente incorporación a la banda: el bajista Barend Courbois a la izquierda de la batería, flanqueado por Michael Schüren a los teclados, y ambos presididos por el imponente doble bombo de Frederik Ehmke. La mesa estaba servida y la sala ya podía «darse el festín» que llevaban un año esperando.

Hansi Kursch Blind Guardian (2)

Hansi Kürsch – Blind Guardian

Dando un salto 20 años atrás, «Banish from Sanctuary» logró encender a una audiencia que coreaba las canciones sin pensarlo dos veces. «Nightfall» siguió la escala hasta que llegó el turno de «Fly«, con la cual el público presente se calmó y se pudo apreciar realmente el show que los Guardianes nos trajeron esta noche. Con «Tanelorn (Into The Void)» se volvió a la época reciente de la banda. El frontman tuvo algo de dificultad para llegar a las notas mas altas de la canción, pero con la llegada de «Prophecies» se volvió a su actual trabajo y a unas notas más adecuadas a la voz de Hansi. Un Hansi que lucía mucho más demacrado que la última vez que pasó por aquí, junto a Judas Priest, pero aún mantiene su simpatía innata desde principios de los 90. El retrotraerse hasta «Lost In The Twilight Hall» revivió a una sala que recibía con cierta desesperanza las canciones del último álbum «Beyond the Red Mirror«. Frederick se mostró todo un benjamín ante la fuerza con la que hace vibrar su batería.

André Olbrich Blind Guardian (2)

André Olbrich – Blind Guardian

Marcus Siepen - Blind Guardian

Marcus Siepen – Blind Guardian

Tras un breve cambio de escenario, nos acercamos a la primera parte acústica de la noche. «Miracle Machine«, acompañada de «A Past and Future Secret«, ayudada por un público totalmente entregado marcaron el primer punto diferente de la noche. «Welcome to Dying» volvió a traernos a la banda que todos queríamos ver. Con «And the Story Ends«, Kürsch se despidió momentáneamente de la sala. Una primera parte del show realmente entretenida, en la que hubo para todos los gustos y todo mundo se daba por satisfecho.

Blind Guardian (2)

Blind Guardian

«War of Warth» nos presagió la parte más heavy de la noche. Continuada por «Into the Storm«, en la cual André Olbrich comenzó a animarse y nos dejó sumidos en la tormenta perfecta del «Valhalla«. La sala explotó ante el himno del power metal. De no ser por que el frontman debía continuar el show, aún estaríamos coreando «…why’ve you ever forgotten me?» 7 minutos en los que la sala no dejó de corear y vibrar, ante la alegría de los alemanes.

Blind Guardian

Blind Guardian

 

Luego después de un pequeño descanso, se encaró la recta final del show. «Sacred Worlds» fue el preludio perfecto para volver a los clásicos de la banda: «The Bard’s Song (In the Forest)«. Con la vuelta del set acústico, el público hizo una marea con sus manos ante la mirada satisfecha de los músicos que simplemente podían mirar y aplaudir al respetable que se hizo notar. La noche llegaba a su fin. Hansi prometía que nos volveríamos a ver pronto, y el clásico tema «Mirror, Mirror» puso un broche de oro a una noche que muchos fans no podrán olvidar.

Habrán pasado 3 años desde su última aparición, y más de 5 desde su última gira como cabezas de cartel, pero, ¿que queréis que os diga? La espera vale la pena.

  1. The Ninth Wave
  2. Banish From Sanctuary
  3. Nightfall
  4. Fly
  5. Tanelorn (Into The Void)
  6. Prophecies
  7. Lost In The Twilight Hall
  8. Miracle Man
  9. A Past And Future Secret
  10. Welcome To Dying
  11. And The Story Ends
  12. War Of Wrath
  13. Into The Storm
  14. Twilight Of The Gods
  15. Valhalla
  16. Sacred Worlds
  17. The Bard’s Song (In The Forest)
  18. Mirror Mirror

Queremos agradecer especialmente a la sala Santana 27 por las facilidades puestas a nuestra disposición para poder cubrir este concierto de la mejor manera posible.

Crónica y fotos por Nahuel Ibañez